¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MERCOSUR PRESIDENCIA

Brasil da por superada polémica con Uruguay por la presidencia del Mercosur

El canciller brasileño, José Serra, dijo hoy que recibió una llamada de su homólogo uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, y zanjó la polémica surgida por unas declaraciones en las que este sugería que Brasil presionaba a Uruguay para que no acepte a Venezuela en la presidencia del Mercosur.

"Recibí una llamada del canciller Nin Novoa, explicó que todo fue un malentendido y el asunto está superado", dijo Serra a periodistas junto al diputado venezolano Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional de ese país, a quien recibió hoy en Brasilia.

La polémica surgió después de que el diario El País de Montevideo publicó unas declaraciones que Nin Novoa dio ante la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados de Uruguay, en las cuales insinuó que Brasil presionaba para que no se entregara la presidencia del Mercosur a Venezuela.

"No nos gustó mucho que el canciller Serra viniera a Uruguay a decirnos -lo hizo público, por eso lo digo- que venían con la pretensión de que se suspendiera el traspaso y que, además, si se suspendía, nos iban a llevar en sus negociaciones con otros países, como queriendo comprar el voto de Uruguay", dijo Nin Novoa.

La Cancillería brasileña convocó entonces al embajador uruguayo en Brasilia, Carlos Amorín, para manifestar su "descontento" con esas declaraciones, extraídas de las notas taquigráficas de la reunión que Nin Novoa tuvo con los diputados.

En una nota oficial, la Cancillería brasileña precisó que, en su visita a Uruguay el pasado 5 de julio, Serra abordó el "potencial de profundización" de la relación con Uruguay y "las oportunidades que los dos países pueden y deben explorar conjuntamente con terceros mercados".

Destacó, no obstante, que el motivo principal del viaje fue la búsqueda de una solución sobre la presidencia temporal del Mercosur, que ostentaba Uruguay y le correspondería por orden alfabético a Venezuela, a lo que se resisten Argentina, Brasil y Paraguay.

Según estos tres países, pasado el plazo de cuatro años que se le dio a Venezuela para adaptarse a las normas del Mercosur, ese país aún no se ha adecuado totalmente a los estatutos del bloque, por lo que no podría asumir la presidencia semestral.

Argentina, Brasil y Paraguay también han puesto en tela de juicio la calidad de la democracia venezolana y criticado la situación de los derechos humanos en ese país.

"A Brasil le interesa un Mercosur fortalecido y actuante, con una presidencia pro témpore que haya cumplido los requisitos jurídicos mínimos para su ejercicio y sea capaz de liderar el proceso de profundización y modernización de la integración", señaló la nota oficial divulgada por la Cancillería.

Cargando