La Historia del Mundo

Diana Uribe

05:00h - 06:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Los hombres son más felices que las mujeres, mientras que ellas son las más preocupadas

Así lo determinó el Departamento Nacional de Planeación en su encuesta de felicidad

Colprensa

Los colombianos son felices, así lo afirmó el director del Departamento Nacional de Planeación, Simón Gaviria, tras dar los resultados de la encuesta de satisfacción realizada a 9.710 personas.

En general, los hombres son 2,4% más felices que las mujeres. La encuesta arrojó que los hombres tienen los niveles más altos de felicidad que las mujeres, con un puntaje de 8,3 sobre 10 frente a un nivel de 8,1.

La relación entre el estado civil, la felicidad y satisfacción es diferente entre hombres y mujeres.

Mientras los hombres que viven en unión libre son los más felices, las mujeres son felices al estar casadas.

Por otro lado, los hombres más satisfechos son los viudos y las mujeres más satisfechas siguen siendo las casadas.

Las personas casadas o quienes viven en unión libre son más felices y satisfechas que quienes están divorciados, separados y viudos. Los que tienen pareja son 8,4% más felices

Si se mira por estratos, los hombres del estrato 1 y las mujeres del estrato 3 tienen el nivel más alto de felicidad, mientras los hombres del estrato 4 y las mujeres del estrato 6 tienen los niveles más altos de preocupación.

El sondeo arroja una diferencia importante en que las personas viven en el sector urbano y en el sector rural. Pues los indígenas y los afros son más felices viviendo en zonas rurales; mientras los blancos prefieren vivir en sectores urbanos.

Las personas que se reconocen como parte de un grupo étnico tienen a ser menos felices, los indígenas y los afros son 37% más preocupados en la zona urbana y 6,3% más felices en el sector rural.

Es interesante como los niveles de felicidad y satisfacción van disminuyendo a medida que avanza la edad de las personas; el sondeo reveló que en la primera etapa de la vida se registran bajos niveles de preocupación y depresión, el cual va aumentando con la edad, pero baja un al llegar a los 60 años.

La relación entre felicidad es directamente proporcional con la percepción de riqueza que tienen las personas, es decir, que a quienes les alcanza su ingreso, suelen ser más felices y menos preocupados. Las personas que no se consideran pobres son 10% más felices, mientras quienes se sienten pobres están 22,5% más preocupados y deprimidos.

El tener vivienda es determinante en la percepción de felicidad, las personas que viven en arriendo son las menos felices y satisfechas,mientras que quienes están pagando su vivienda propia tienen el nivel más alto de felicidad, 8,7 puntos, así como de satisfacción, 8,8 puntos.