Escuche ahora

Noticiero Caracol

Servicio Informativo


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En Colombia sistema de salud para presos es ineficiente: Corte Constitucional

Se determinó que pese a las diversas órdenes que se han emitido a las autoridades gubernamentales, se siguen presentando problemas para acceder a los servicios médicos.

Colprensa/Archivo

Un nuevo llamado de atención hizo la Corte Constitucional al Inpec y al Gobierno Nacional, por los problemas que persisten en los centros carcelarios del país en materia de salud.

Indicó la Corporación Judicial que el número de tutelas que se tramitan por reclamos de los internos por falta de medicamentos, exámenes médicos o citas con especialistas son recurrentes, por lo que lamentó que no se adopten medidas contundentes.

Señaló que "tratándose de personas que se encuentran cumpliendo una pena privativa de la libertad en un establecimiento penitenciario, (...) el interno está totalmente cubierto por la estructura administrativa carcelaria y penitenciaria, ya que en principio el Estado es el responsable de la guarda y la protección de los derechos de la persona durante su reclusión".

Agregó que "la población reclusa debe afiliarse al Sistema General de Seguridad Social en Salud, y a partir de dicha afiliación el Estado debe proveer los servicios, de manera adecuada e idónea. La Corte ha amparado en diversos pronunciamientos el derecho fundamental a la salud de reclusos, ante la omisión de las entidades a cargo de brindar atención integral, efectiva y oportuna a sus necesidades médicas, así como garantías para una adecuada alimentación".

Este pronunciamiento se hizo al fallarse una tutela a favor de un recluso, que fue herido con arma blanca en su mano izquierda, perdiendo así la movilidad de los dedos, y a quien se le ordenó una cirugía debido a que perdió parte de la sensibilidad de los dedos.

Pese a la existencia de una orden médica, las autoridades se habían negado a practicar el procedimiento, por lo que la Corte advirtió "que existe un déficit en la garantía de los derechos de la población reclusa en los centros penitenciarios y carcelarios, siendo la salud uno de los derechos que más se han visto afectados".