¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PANAMÁ METRO

Metro de Panamá reabre sus puertas tras cierre de 22 horas

El Metro de Panamá retomó hoy sus operaciones después de un cierre de 22 horas a causa de un cortocircuito que afectó su primera y única línea, informó hoy su administración.

Este domingo, a las 7.00 hora local (12.00 GMT), el metro reabrió sus puertas, en el horario habitual para este día de la semana.

"Luego de solventada incidencia que impidió el servicio por 22h, ayer sábado, reanudamos operaciones del Metro en su totalidad", reportó el Metro en su cuenta de Twitter.

La administración del subterráneo decidió el sábado suspender el servicio poco después de las 8.00 hora local, debido a un cortocircuito que causó la paralización de la línea durante todo el día.

La falla se dio cerca de las 4.00 de la mañana (9.00 GMT), cuando entró en funcionamiento el equipo de alimentación eléctrica de emergencia, que solo aguanta unas cuatro horas.

Cuatro equipos del Metro de Panamá se desplazaron para atender la situación, la cual lograron solucionar en la noche del sábado.

La paralización del metro causó un caos en la periferia norte de la capital, cuyos habitantes dependen del subterráneo para desplazarse al centro de la ciudad, especialmente en un día laboral como el sábado.

La empresa Mi Bus que opera el transporte público terrestre informó de que reforzó su ruta en una importante arteria, la Vía España, en dirección norte-sur, sin embargo las paradas de autobús estuvieron atestadas todo el día.

Muchos de los clientes que tuvieron que desalojar el metro en la mañana, cuando se suspendió el servicio, piden que se les devuelva el costo del viaje (0,35 dólares) que no pudieron culminar.

Esta semana los usuarios y el mismo Metro reportaron varios incidentes eléctricos que causaron retrasos de hasta media hora.

La Línea 1 del metro se inauguró en 2014, actualmente se construye la Línea 2 y se trabaja preliminarmente en la Línea 3, que cruzará el canal de Panamá hacia el oeste de la ciudad, donde viven miles de trabajadores que cada día viajan a la capital.

Cargando