¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

No cualquier persona puede apoderarse de una especie silvestre: Corte Constitucional

La Corporación Judicial determinó que podría presentarse un grave deterioro ambiental.

Proteger la fauna silvestre, ese fue el llamado que hizo la Corte Constitucional, al resolver un caso en el que una familia pedía que les devolvieran a un mico aullador que convivió con ellos 6 años y a quién llamaron “bebé”; el cual fue comprado por 50 mil pesos, tras un viaje a La Guajira, dado a que iba a ser utilizado como alimento por algunos indígenas de ese departamento.

La Corporación Judicial determinó que el mico no debía ser devuelto a esa familia, dado a que “la fauna silvestre pertenece a la Nación” por lo que explicó que “la posibilidad de acceder a su propiedad solo puede hacerse por medio de la zoocría o de la caza permitida de acuerdo la ley”.

La Corte indicó que en este punto “no cualquier persona puede apoderarse de una especie silvestre, ya que de avalar dicha alternativa, podría presentarse una hipótesis de deterioro ambiental”.

Señaló el alto tribunal que “bebé” o “King Kong” como se le llamó al mico, no fue adquirido legalmente pues durante el proceso no “se justificó la existencia de un permiso o licencia para el ejercicio de la caza, así como tampoco que proviniera de alguna de las formas de zoocría”.

Por esta razón negó la petición de la familia, al indicar que “toda persona tiene la obligación de proteger los recursos naturales y velar por la conservación de un ambiente sano, lo cual exige adoptar una posición en la que se privilegie el bienestar de los animales de vivir en su entorno natural, sobre los fines de acompañamiento, diversión o bienestar que puedan ofrecer a los hombres”.

La Corte agregó que incluso se comprobó que “bebé”, ingresó a un programa de rehabilitación “por lo que actualmente se encuentra libre en el departamento de Antioquia”.

“Se comprobó que adquirió los comportamientos normales de su especie, como por ejemplo buscar su propia comida, trepar árboles, permanecer en grupo y protegerse de depredadores y humanos” explicó.

Cargando