¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La FIP pide que Erdogan rinda cuentas por violar la libertad de prensa

"La prensa de todo el mundo está muy preocupada por los ataques que están sufriendo los medios en Turquía" presidente de la FIP.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) pidió hoy a la Unión Europea (UE) que obligue al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, a rendir cuentas por las violaciones de la libertad de prensa que se siguen produciendo en el país con el arresto de periodistas y el cierre de medios.

La asociación hizo un llamamiento al bloque comunitario para que adopte "pasos adicionales" a fin de que Erdogan tenga que responder por estos actos, después de que hoy mismo se produjera la detención de 47 antiguos trabajadores del diario "Zaman".

En un comunicado, la FIP aseguró que, desde el golpe de Estado fallido del pasado 15 de julio, los arrestos y cierres han afectado a periodistas y medios supuestamente afines al predicador islamista radicado en Estados Unidos Fethullah Gülen, a quien Ankara acusa de estar detrás del levantamiento militar.

Sostuvo que la situación ha llegado a un punto en el que se están infringiendo derechos fundamentales como la libertad de expresión y el derecho del público a estar informado.

"Esta situación debe terminar de inmediato", demandó el presidente de la FIP, Philippe Leruth, quien dijo que la prensa de todo el mundo está muy preocupada por los ataques que están sufriendo los medios en Turquía.

El presidente de la Federación Europea de Periodistas, Mogens Blicher Bjerregard, y su secretario general, Ricardo Gutiérrez, recalcaron que la UE y el Consejo de Europa tienen que actuar.

"El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y la representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini deben hacer todo lo posible para acabar con esta preocupante situación", dijeron.

Por su parte el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, trasladó hoy a las autoridades turcas su preocupación por algunas de las medidas tomadas tras el fallido golpe militar del pasado 15 de julio, incluidos los arrestos y suspensiones de miles de personas.

Ban abordó la situación en Turquía en una conversación telefónica con el ministro de Asuntos Exteriores del país, Mevlut Cavusoglu.

"Reconociendo las circunstancias extraordinarias en el país tras el intento de golpe, el secretario general expresó su expectativa de que Turquía cumpla con sus obligaciones internacionales de derechos humanos", dijo el portavoz de Ban Farhan Haq a los periodistas.

Esas obligaciones, recordó, incluyen el respeto de la libertad de expresión, de movimiento y de asamblea pacífica y la independencia del poder judicial y el derecho a un juicio justo.

"El secretario general también expresó su preocupación sobre el alcance del reciente decreto gubernamental sobre la implementación del estado de emergencia, que emplea un número de medidas que restringen el pleno ejercicio de los derechos individuales", señaló el portavoz.

Además, Ban indicó su "profunda preocupación" por los "arrestos, detenciones y suspensiones generalizadas, que supuestamente afectan a muchos segmentos de la sociedad turca y de las instituciones del Gobierno".

"Deben presentarse rápidamente al sistema judicial pruebas creíbles contra aquellos bajo investigación", dijo el diplomático coreano a Cavusoglu, según el portavoz.

Además, Ban dio la bienvenida al anuncio de liberación de 1.200 militares detenidos, pero llamó la atención sobre "informaciones preocupantes de maltrato y abusos a aquellos que siguen aún bajo custodia".

El jefe de la ONU confió en que el Gobierno y el pueblo turco puedan "transformar este momento de incertidumbre en uno de unidad, preservando la democracia de Turquía". 

Cargando