A Vivir Que Son Dos Días

Andrés López

07:00h - 10:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Magistrado Jorge Pretelt contra el Plebisicito

Pide que se prohiba la participación de servidores públicos en la campaña del referendo argumentando que eso sería constreñimiento o corrupción al sufragante

Magistrado Pretelt

Magistrado Pretelt / Colprensa/Archivo

A dos días de que se conozca la decisión de la Corte Constitucional sobre el futuro del plebiscito para la paz, ya algunos magistrados han expresado su postura sobre ese mecanismo de refrendación de los acuerdos entre el Gobierno y las Farc.

Caracol Radio conoció los argumentos que expondrá el magistrado Jorge Ignacio Pretelt, el próximo lunes ante la Sala Plena, donde indicará que el método adecuado para que los colombianos aprueben o desaprueben lo acordado en La Habana, sea a través de un referendo y no del plebisicito como lo propuso el presidente Juan Manuel Santos. 

En el documento Pretelt comienza por advertir que el Estado estará en la obligación de adelantar una campaña pedagógica, "en la que se den a conocer con claridad y objetividad de los puntos del acuerdo".

Para ello resalta "que las preguntas, en cuanto a su número, redacción y contenidos deben representar los puntos fundamentales del acuerdo".

Pretelt explicará que "el referendo debe plantear preguntas claras, inequívocas y concretas, que permita a la ciudadanía saber exactamente lo que se pone en su consideración".

 El magistrado igualmente se referirá al punto sobre participación de funcionarios públicos en la promoción del mecanismo de refrendación y a las condiciones que se deben poner al grupo guerrillero de las Farc, durante el día de la votación.

A su juicio la libertad del votante, "se debe garantizar no sólo por parte de los funcionarios del Estado que de ninguna manera pueden usar sus cargos para presionar en torno a una decisión, sino fundamentalmente, debido a la naturaleza de lo que se decide, respecto de los miembros de las Farc, que no pueden usar la coacción para lograr una votación en cualquier sentido". 

Para ello advierte que no se puede permitir que el ejercicio democrático "se haga bajo el proselitismo armado" por lo que pide a la Corte "condicionar la realización del referendo a la previa entrega de armas, o al menos a la dejación ante un organismo internacional que garantice que las mismas no serán utilizadas para presionar a la ciudadanía".

Para el magistrado es "inconstitucional que se permita que los funcionarios públicos participen en la campaña del plebiscito, pues al hacerlo están utilizando su empleo para respaldar una causa política".

"Permitir la participación de servidores públicos en la campaña del referendo haría que se llegue a situaciones claras de presión o inducción al elector a través de la utilización de recursos públicos, lo cual constituye constreñimiento o corrupción al sufragante, delitos aplicables también a los plebiscitos" agrega.

Por esa razón pide que se tumbe el artículo que permite a funcionarios públicos la promoción del Plebisicito al considerar que se debe garantizar "que no se presione a los ciudadanos ni se vulnere el derecho a la igualdad de quienes no están de acuerdo con el plebiscito (...) ya que atenta contra la democracia".