¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Luis Zárate se le escapó al Eln desde el día que lo secuestraron

Los sobrevuelos del Ejército en el campamento obligaron a los elenos a lanzarse a un barranco y al exsecuestrado a huir, según conoció Caracol Radio.

A las 6:00 a.m. el martes pasado, Luis Zárate, ganadero de 78 años, cayó en las ‘garras’ del Eln. Lo secuestraron en Codazzi, Cesar, su tierra, y lo movieron selva adentro. 15 horas más tarde helicópteros del Ejército y la Fuerza Aérea empezaron a ‘respirarle en el cuello’ al campamento donde cinco elenos armados lo custodiaban. Los guerrilleros, atemorizados, pensaban que su libertad terminaría enjaulada a las 9:00 de la noche del martes pasado.

Y se lanzaron a un barranco para esconderse de la tropa que sobrevolaba muy bajo. Luis Zárate, sin pensarlo, se lanzó a un barranco del extremo contrario y emprendió su huida. Corrió, caminó y se desmayó en repetidas oportunidades. Agobiado por su diabetes y sin los medicamentos requeridos, sobrevivió dos días en medio de la selva.

“Así anduvo la noche del martes, el día del miércoles y todo el día el jueves cuando el Ejército se lo encontró en el camino y lo auxilió. Gracias al Ejército, que presionó a estos hombres en el campamento, mi padre logró huir”, narró a Caracol Radio María Helena Zárate, hija del exsecuestrado.

“Mi papá estaba demasiado angustiado, especialmente cuando caminaba en las noches. Cuando corría se estrellaba contra los árboles, las piedras. Tardó dos sin comer, sin dormir, sin tomar absolutamente nada…caminaba hasta que la luna lo acompañaba y el sol empezaba a nacer… escuchaba tigres, pero se pegó a la mano de Dios y salió con vida”.

Aunque Luis Zárate - quien tiene los pies heridos porque se caía, se rodaba y se arrastraba porque quedaba sin fuerzas, según su relato- está golpeado por los días en que sobrevivió en la selva, su estado de salud es favorable. La familia cree que logró salir con vida porque, pese a sus 78 años, es campesino, es decir, fuerte.

Cargando