¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PARAGUAY CÁRCELES

Paraguay busca inversión extranjera para mejora de sistema carcelario

La ministra de Justicia de Paraguay, Carla Bacigalupo, animó hoy a las empresas extranjeras a invertir en el plan de humanización del sistema penitenciario del país, donde se proyecta construir nuevas cárceles con unos costos estimados en obras de más de 80 millones de dólares.

Bacigalupo dijo, en una exposición ante un grupo de empresarios e invitada por la Cámara de Comercio Española, que el objetivo es disminuir las condiciones de hacinamiento de las 21 cárceles de Paraguay, donde un 80 % de los presos está en prisión preventiva.

La ministra ofreció una panorámica sobre el proyecto de construcción del complejo penitenciario de Emboscada (centro), que se compondrá de cuatro penitenciarias que albergarán a un millar de presos cada una y un total de 432 celdas, con un costo aproximado de 57,8 millones de dólares.

Añadió que en este momento se están ejecutando las especificaciones técnicas del proyecto y que este se regirá bajo la ley 5074, que implica la contratación de la obra con financiación privada con las condiciones establecidas por el Gobierno.

Según la ministra, esa ley asegura una solución de controversias mediante un arbitraje basado en la legislación paraguaya.

Junto a ese proyecto, el Ministerio planea la construcción de otras tres cárceles, así como la ampliación de otras dos, en las ciudad de San Pedro y Coronel Oviedo.

Además, está previsto el proyecto de construcción de la cárcel de Minga Guazú, en Ciudad del Este, la segunda urbe de Paraguay, con un costo de obra de unos 20 millones de dólares y capacidad para 2.000 reclusos.

La ministra recordó que a finales de junio el Ejecutivo paraguayo declaró la situación de emergencia de la infraestructura física de las penitenciarías del país, una medida que permitirá avanzar más rápido en las inversiones de obras previstas por el Ministerio.

El Gobierno paraguayo reconoce que la superpoblación de las cárceles de Paraguay es consecuencia del abuso de la prisión preventiva.

Bacigalupo explicó que actualmente hay 13.500 personas privadas de libertad en las cárceles paraguayas, cuando la capacidad total de esos establecimientos es para 6.500 internos.

Además, hay una relación de un guardia por cada 70 reclusos, lo que calificó de "irracional", ya que las recomendaciones internacionales estipulan que haya un vigilante por cada diez reos.

De continuar la tendencia, la ministra indicó que las proyecciones para dentro de dos años serán de 17.500 presos, con un nivel de hacinamiento de 8.425 reclusos.

"Hay que frenar el ingreso masivo a los centros penitenciarios", dijo Bacigalupo, quien explicó que el plan de humanización penitenciario pasa también por la promoción de la reinserción social y el seguimiento al proceso judicial y al marco normativo.

Cinco presos y un carcelero fallecieron en junio por un incendio en la cárcel de Tacumbú, en Asunción y la mayor de Paraguay.

Cargando