¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PARAGUAY JUSTICIA

Activistas se encierran en la sala donde se juzgó masacre de Paraguay

Un grupo de activistas se encerró por tiempo indefinido en la sala donde se leyó la sentencia por el caso Curuguaty, que en 2012 causó la muerte de 17 personas (11 campesinos y 6 policías) y la destitución del presidente Fernando Lugo, y por la que hoy fueron condenadas 11 personas.

La medida es en protesta por el fallo emitido por el Tribunal de Sentencia, que se reparte en penas de entre 4 y 30 años de prisión por los cargos de homicidio doloso, invasión de inmueble ajeno y asociación criminal, entre otros.

Los activistas, que se encuentran acompañados por los abogados defensores de los condenados y rodeados de policías antidisturbios, iniciaron la protesta durante la lectura del veredicto.

Ello provocó que los jueces abandonaran temporalmente la sala, a la que luego regresaron para leer la sentencia, y ordenaron el ingreso de los antidisturbios.

En la lectura de sentencia los abogados recusaron a los miembros del tribunal porque aseguraron que varios de los acusados estaban condenados por homicidio doloso consumado, pero en la carátula del juicio la Fiscalía les acusaba por homicidio doloso tentado, según dijo a Efe Lisa Meyer, portavoz de la plataforma Absolución Ya.

"No se podía introducir ese cambio", señaló Meyer.

Además, y en medio de los incidentes, una de las acusadas, Dolores López, de 26 años, se desvaneció y tuvo que ser trasladada fuera de la sala para recibir atención médica.

Los abogados argumentaron entonces que no se podía leer la sentencia sin que todos los acusados estuviesen presentes en la sala, pero "el tribunal hizo caso omiso", expuso Meyer.

La plataforma Absolución Ya anunció la toma indefinida de la sala de juicios orales donde se desarrolló el proceso y llamó a la ciudadanía a sumarse a una protesta en la plaza frente al Palacio de Justicia, donde desde esta mañana centenares de personas se concentraron para aguardar la sentencia.

El caso Curuguaty (este de Paraguay) se refiere a un operativo realizado el 15 de junio de 2012 por varios centenares de policías, que acudieron a desalojar a unos 70 campesinos de las tierras que habían ocupado para pedir que se integraran a la reforma agraria.

Durante el desalojo se produjo un tiroteo en el que murieron once campesinos y seis policías.

La Fiscalía no investigó las muertes de los labriegos.

La matanza de Curuguaty sirvió de base al entonces opositor y hoy gobernante Partido Colorado para impulsar la destitución de Lugo en un juicio político tildado de irregular por instituciones como Mercosur y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Cargando