¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

P.RICO VIOLENCIA

Acusan de posesión ilegal armas al padre de niño muerto por disparo en P.Rico

Las autoridades federales acusaron hoy de posesión ilegal de armas al padre del niño de 10 años que murió tras recibir un disparo en la piscina de un hotel de San Juan, ya que el progenitor tenía, sin la correspondiente licencia, una metralleta que portaba en una bolsa junto a ropa de su hijo.

Así lo detalló este viernes la Fiscalía federal de San Juan en un comunicado en el que ofreció detalles sobre el confuso incidente ocurrido el pasado lunes en el Hotel Caribe Hilton y en el que el acusado, José Javier Romero Bonilla, también resultó herido.

De acuerdo con la información contenida en la denuncia penal y difundida por la Fiscalía, los disparos que mataron al niño e hirieron a su padre y a otro adulto, identificado como J.C.G., fueron realizados por un desconocido en el área de la piscina del hotel. Los dos adultos fueron hospitalizados en estado crítico.

En el área las autoridades incautaron una bolsa que contenía una ametralladora Glock modelo 22 de calibre .40, y 16 balas.

También había ropa de niño y adulto, unos 540 dólares en efectivo, la licencia de conducir puertorriqueña del acusado, tres tarjetas de habitación del hotel, dos celulares y otros enseres personales.

La bolsa se encontró en la zona desde donde Romero Bonilla huyó al desatarse el tiroteo. De ser hallado culpable por este delito, el acusado se enfrenta a una pena de hasta diez años de prisión.

La investigación está a cargo de la Agencia federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Policía de Puerto Rico.

La información facilitada por la Fiscalía no aclara la relación entre los dos adultos heridos ni su actual condición de salud.

Previamente se había difundido que el otro de los heridos tenía un amplio historial delictivo y había reservado dos habitaciones en el hotel, aunque sólo había ocupado una, por lo que las autoridades sospecha que la otra había sido utilizada o se iba a utilizar para realizar alguna transacción ilegal.

Cargando