¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ATLETISMO BARCELONA

Genzebe Dibaba abandona en la reunión de Barcelona

La etíope Genzebe Dibaba, campeona y plusmarquista mundial de 1.500 metros, abandonó con molestias físicas la carrera de 5.000 metros del Mitin Internacional de Atletismo Ciutat de Barcelona.

Dibaba regresaba a la competición diez días después de que su entrenador, el somalí Jama Aden, fuera detenido en Sabadell en el marco de una investigación sobre tráfico de sustancias dopantes, en la que también fueron detenidos el atleta catarí Musaeb Balla y el fisioterapeuta del grupo.

Si el año pasado en el Ciutat de Barcelona fue una de las grandes protagonistas con un récord de África en los 1.500 metros, en esta ocasión la etíope abandonó los 5.000 metros poco después de que fuera adelantada por su compatriota Letesenbet Gidey, ganadora de la prueba con un tiempo de 14:45.63.

Sí que se cumplieron los pronósticos en los 5.000 metros masculino y el etíope Yomif Kejelcha, campeón mundial de 3.000 metros en pista cubierta, se llevó la carrera con un notable tiempo (13:06.24).

También se presentaban los 800 metros masculinos como otro de los platos fuertes de la jornada con la participación del yibutí Ayanleh Souleiman, subcampeón mundial de 1.500 metros en pista cubierta en 2014 y que este año posee el récord del mundo de 1.000 metros en pista cubierta.

En su debut esta temporada en una competición al aire libre, Souleiman, otro discípulo de Aden, terminó cuarto y quedó lejos (23 décimas) del vencedor de la prueba, el británico Michael Rimmer.

Otro miembro del grupo de Aden, el sudanés Abubaker Kaki, doble campeón mundial (2008 y 2010) de 800 metros en pista cubierta, dio muestras de que no está en su mejor nivel y abandonó la carrera.

En categoría femenina, la cubana Rose Mary Amanza hizo buenos los pronósticos y logró bajar de los dos minutos (1:58.49), siendo 44 décimas más rápida que su compatriota Lisneydis Veitia.

Otro de los nombres propios del mitin era el francés Pascal Martinot Lagarde, que si bien se llevó la prueba de los 110 metros vallas con un crono de 13.49, quedó muy lejos de su mejor marca personal en la especialidad (12.95).

El saltador de altura sirio Majed Aldin Ghaza brilló con un salto de 2,33 metros, registro con el que se ha ganado los aplausos del público del Estadio Serrahima.

Cargando