¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL GASTRONOMÍA

Productores de trufa chilenos confirman su apuesta por el mercado brasileño

Los productores chilenos de trufa, un tipo de hongo muy apreciado en la alta gastronomía, mostraron hoy su interés en comercializar su producto en Brasil, empezando por Sao Paulo, ciudad que definieron como la "capital gastronómica del mundo".

"Estamos ante una experiencia prospectiva con las trufas de Chile, analizando la manera de llegar en mejores condiciones (a Brasil)", señaló a Efe Óscar Páez Gamboa, director comercial de Pro-Chile, el programa oficial de promoción de las exportaciones del país suramericano.

Durante un encuentro que tuvo lugar este miércoles en Sao Paulo, con el fin de dar a conocer a los productores chilenos a la prensa y a los agentes comerciales locales, Páez Gamboa señaló que en estos momentos se está trabajando para encontrar los mejores "mecanismos de acceso" a este nuevo mercado para el sector.

Además, resaltó el ejecutivo, se está intentando conseguir un "feedback" por parte de la cadena de comercialización para saber "cuándo, cómo y en qué condiciones llegar".

El mercado de este tipo de hongo es reciente en el país andino ya que, pese a que sus condiciones climáticas y la elevación de sus terrenos son ideales para el cultivo del conocido como 'diamante negro', la producción en Chile de este ingrediente tradicional de la cocina italiana apenas empezó en 2009.

La oferta chilena de trufa va a contracorriente, puesto que los países que más exportan este ingrediente están en Europa; por lo tanto, la cosecha chilena se produce en momentos opuestos a la del hemisferio norte, lo que permite que la oferta de este ingrediente se dé todo el año.

"Nuestro objetivo de mercado en Brasil es ahora sencillo, estamos en la etapa inicial. Queremos conocer el mercado de Sao Paulo y que el mercado de Sao Paulo nos conozca; que conozca nuestro producto, ver si les agrada y ver lo que Sao Paulo necesita", dijo la portavoz de la Asociación de Truficultros de Chile, Karin Zapata Staub.

La truficultora explicó que la cepa producida en su país es de la variedad Tuber melanosporum, la misma que se encuentra en Italia; y su cosecha tiene lugar entre mayo y septiembre, en siete regiones del país, llegando hasta la zona de Patagonia, donde mantienen el cultivo más austral de trufas en el mundo.

El país hace tiempo que está presente en la alta gastronomía brasileña como proveedor de una variedad de productos que ya se consolidaron en la mesa del gigante suramericano, como el vino, el aceite, el marisco y el salmón.

Cargando