¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

“Yo no vi el tiburón, solo sé que su mordida me causó un dolor desesperante”

Lo dijo a Caracol Radio Arturo Vélez, el médico radiólogo víctima de un tiburón en Providencia este fin de semana. Su mano será sometida a cirugía.

Llegó a Providencia y Santa Catalina desde Cartagena. El médico radiólogo de la Clínica Country en Bogotá, Arturo Veléz, participaba en el Rally Colombia Soberana con otros veinte veleros.

Y en la isla, cuando salió a bucear, se tropezó con decenas de tiburones. “A mí me encanta ver estos animales, no es fácil verlos, por esto opté con mi esposa en sumergirme”, relató el especialista a Caracol Radio.

En el fondo, acompañado de otros buzos profesionales, sintió una mordida en una de sus manos. “No vi el tiburón que me atacó, solo sentí un dolor espantoso, indescriptible, había mucha sangre, fue un susto muy horrible bajo el agua”.

La esposa y los demás buzos estaban estupefactos bajo el agua, con temor a que la sangre de la herida de Vélez atrajera la atención de los otros tiburones y la emergencia fuera peor.

“Yo tenía tanto dolor que estaba estupefacto, los que estaban a mi alrededor estaban muy asustados, es el peor dolor que he sentido en mi vida, algo insoportable. No tuve cerebro para pensar en más… yo no vi al animal, solo me mordió, yo sacudí fuerte el brazo y no fue más”.

En medio del suspenso, el instructor de buceo lo sacó a la superficie. Lo trasladaron hasta el Hospital de Providencia y Santa Catalina, pero el médico optó por trasladarlo a Bogotá. Las lesiones eran severas.

Un avión ambulancia lo evacuó hasta San Andrés Islas de donde partió hacia la capital del país, a la Clínica Country, donde labora.

“Ya me hicieron la primera exploración quirúrgica, me tienen que reparar los tendones en otra cirugía la próxima semana. La cirujana de mano está optimista, cree que con terapia y paciencia yo pueda recuperar el uso completo de mi mano porque tengo un dedo que no puedo mover por las lesiones de los tendones”.

La mano- relata la víctima- está vendada y maltratada. “Estoy tomando analgésicos para el dolor y la infección porque el mordisco laceró toda la piel y algunos tendones, a eso hay que ponerle cuidado”.

Arturo Veléz no era la primera vez que buceaba con tiburones. Sin embargo, dice que lo volvería a hacer sin pensarlo. “Para mí esto fue un accidente, así como cuando vas en la calle y hay un perro que te ataca y te muerde. No hubo una acción de mi parte que provocara el ataque”, resume.

Cargando