¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL AMERICANO NFL

Los Broncos, recibidos por Barack Obama en la Casa Blanca

Los Broncos de Denver, campeones del 50 Super Bowl, acaparan toda la atención dentro de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) tras ser recibidos por el presidente Barack Obama y el problema con el esquinero Aqib Talib, herido de bala en un club nocturno de Dallas.

Los Broncos vieron a Obama en la Casa Blanca, donde conocieron con todo tipo de detalles el interior de la mansión presidencial y además compartieron con el mandatario estadounidense una reunión llena de buenos recuerdos.

Inclusive para un jugador como el receptor abierto estelar Demaryus Thomas fue la gran oportunidad de poder darle las gracias personalmente al presidente Obama y entregarle una carta por haberle concedido el pasado enero el indulto a su madre Katina Smith, que estuvo 15 años encarcelada, de una condena de 20, por participar en una red de distribución de drogas.

La madre de Thomas se encontró entre los 43 condenados por tráfico de drogas sin acciones violentas que el pasado enero fueron indultados por el presidente Obama.

Thomas dijo que en el momento que le dio la mano al presidente Obama también le trasmitió las gracias por haber ayudado a su familia.

Luego en la carta personal de Thomas, que le fue entregada al Presidente, a través de Patrick Smyth, vicepresidente de relaciones públicas de los Broncos, la madre del jugador también le agradecía al mandatario estadounidense el perdón concedido.

El entrenador en jefe de los Broncos, Gary Kubiak, dijo que estar en la Casa Blanca era algo muy especial para toda la organización.

En el mismo sentido se expresó el apoyador estelar Von Miller, ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP), que admitió que una cosa era ver al Presidente a través de la televisión y otra en persona, una experiencia que consideró "única".

Mientras los responsables de los Broncos también hablaron del problema surgido con Talib, que el pasado domingo fue herido de bala en un club nocturno de Dallas, suceso que la NFL ha comenzado a investigar de manera exhaustiva.

Talib recibió ayer, lunes, el alta de un hospital de Dallas y se espera que regrese a Denver hoy o mañana, al tiempo que se recupera de la herida sufrida por la bala que le penetró a través de la parte baja de la pierna derecha.

"Hablé con Aqib a distancia (el domingo) y una vez más (el lunes) por la mañana", declaró Kubiak tras la reunión con el presidente Obama. "Lo más importante es que se encuentra bien y nuestros pasos ahora son que pueda regresar lo antes posible a Denver, donde trabajaremos al máximo para encaminarlo en la dirección correcta".

Los Broncos explicaron que Talib recibió un disparo en la pierna como resultado de un presunto incidente en un club nocturno durante la madrugada del domingo en Dallas, donde tiene una residencia de vacaciones.

El jugador de 30 años el domingo fue atendido en un hospital de la ciudad tejana, donde permaneció toda la noche. Talib no viajó a la Casa Blanca debido a la lesión.

Aunque los Broncos no han dado a conocer de manera oficial cómo fue el incidente, medios informaron que una bala atravesó por completo la pierna derecha de Talib, pero no generó ningún daño en las arterias ni desgarró ligamentos.

Los actuales campeones del Super Bowl anunciaron que Talib no va a necesitar ser operado.

Los Broncos comenzaron hoy el llamado minicampamento obligatorio de tres días y lo hicieron como acabaron la pasada temporada, siendo el gran centro de atención dentro de la NFL.

Cargando