¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL CORRUPCIÓN

Instructor de proceso contra jefe de Cámara baja de Brasil pide destituirlo

El diputado Marcos Rogério, instructor de un juicio político contra el presidente suspendido de la Cámara baja de Brasil, Eduardo Cunha, presentó hoy su informe final y se dijo convencido de que existen pruebas para recomendar su destitución.

Rogério, instructor del caso en el Consejo de Ética de la Cámara de Diputados, afirmó que Cunha "mintió" u "omitió" información cuando negó ante una comisión parlamentaria que tuviera cuentas en bancos suizos, que además no había declarado a las autoridades fiscales, lo cual señaló como "agravante".

El informe presentado por el instructor será votado por los 21 miembros del Consejo de Ética en los próximos días y, en caso de ser aprobado, será remitido al pleno de la Cámara baja, que tendrá la última palabra sobre el caso.

El instructor aclaró que el proceso en el Consejo de Ética solo se limita a analizar si Cunha mintió ante una comisión legislativa y que no contempla las acusaciones que existen en su contra por su supuesta participación en las corruptelas en la estatal Petrobras.

Por ese asunto, Cunha responde a un proceso penal ante la Corte Suprema, que hace un mes lo suspendió del ejercicio de sus funciones como diputado debido a que estaría usando ese cargo para obstruir la acción de la justicia y también para "negocios" particulares e ilegales.

Las acusaciones contra Cunha en el Supremo sostienen que fue beneficiario directo de la trama en Petrobras, de la que habría recibido unos cinco millones de dólares que mantenía ocultos en cuentas en bancos suizos.

Cunha ha negado esas acusaciones y también la existencia de esas cuentas, que sin embargo fue confirmada por la propia justicia del país helvético.

El diputado ha argüido que solo tiene inversiones en fondos de fideicomiso suizos y que el dinero depositado fue producto de sus actividades privadas como exportador de carnes hace más de tres décadas.

Rogério llegó a derramar unas lágrimas al recomendar que se vote por la destitución de Cunha y explicó que para un parlamentario "no es nada fácil" condenar a un colega, pero dijo que la "contundencia" de las pruebas y la "ética" le obligaban a dar ese paso.

Como jefe de la Cámara baja, Cunha aceptó en diciembre pasado las acusaciones que condujeron a la apertura de un juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, suspendida de sus funciones el pasado 12 de mayo para responder a ese proceso.

Rousseff sostiene que el juicio abierto en su contra tuvo inicio en una "venganza" de Cunha, quien supuestamente aceptó dar curso al proceso después de que el Gobierno le negó apoyo en el proceso que enfrenta en el Consejo de Ética de la Cámara baja.

Cargando