¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL AMISTOSOS (Resumen)

España luce galones, Chequia avisa y Bélgica siembra dudas

España abusó de Corea del Sur con una goleada de escándalo (6-1) con la que mostró sus galones de campeón a 10 días del inicio de la Eurocopa, en la que Chequia avisó con una victoria de mérito ante Rusia por 1-2 y Bélgica, una de las favoritas, no pasó del empate a un gol frente a Finlandia.

Vicente del Bosque puede estar contento. El vigente campeón parece recuperarse del varapalo del Mundial de Brasil. Aunque el rival de este miércoles, Corea, era bastante más débil, España jugó un buen partido con el brillo de algunos jugadores.

Ya con la lista completa y sin Saúl Ñíguez e Isco, últimos descartados, Del Bosque armó un once inicial en el que se mezclaron posibles suplentes con posibles titulares. De este modo, hombres como Sergio Busquets, Jordi Alba o incluso David De Gea, con opciones de tener un hueco en el once, iniciaron el choque desde el banquillo.

Los mayores halagos se los llevaron otros. Brillaron David Silva, con un auténtico golazo de falta por la escuadra con el que abrió el marcador. También Álvaro Morata, que reivindicó su titularidad con un doblete. Y Nolito, que también se apuntó dos dianas en su cuenta particular. Cesc Fabregas, con un tanto fácil tras un error de Jim-hyeon, cerró la nómina de goleadores en una tarde plácida para España.

Sin llamar la atención, ante 650 espectadores en el estadio austríaco Tivoli Neu de Innsbruck (tiene una capacidad para 30.000), Chequia avisó a España de que puede ser un rival muy peligroso. El conjunto de Pavel Vrba ganó a Rusia, otro equipo que estará en la Eurocopa, con una gran actuación de su capitán Tomas Rosicky.

Chequia remontó el tanto inicial de Alexandr Kokorin y ganó 1-2, con un golazo de Rosicky en la segunda parte tras un disparo de semivolea que no pudo evitar el portero Juri Lodigin. Después, en el minuto 90, Tomas Necid, desde dentro del área pequeña, remató la faena para afinar la maquinaria checa.

Peor le fueron las cosas a Bélgica. El equipo de Marc Wilmots sufrió para arrancar un empate en Bruselas frente a Finlandia. Los belgas aparcaron por un día su juego imaginativo y mostraron un fútbol espeso carente de verticalidad.

Finlandia, un rival menor, se adelantó en el marcador por medio de Kasper Hamalainen, que abrió el marcador en los primeros minutos de la segunda parte. Bélgica chocó contra un muro que sólo pudo romper en el último minuto Romelu Lukaku para edulcorar un resultado que pudo ser más doloroso con una derrota. El empate supo a poco a los hombres de Wilmots.

Polonia decidió enfrentarse a un equipo de mayor entidad. Aunque Holanda no estará en la Eurocopa, siempre es una buena vara de medir para comprobar el nivel de cualquier selección. Los polacos se vieron las caras ante un rival de lujo y no pudieron pasar la prueba.

Perdieron 1-2, con un gol de Georginio Wijnaldum al final del duelo que desniveló la balanza. Antes, Vincent Janssen adelantó a los holandeses en la primera parte y Artur Jedrzejczyk empató el duelo en el minuto 60. Sin embargo, Polonia no pudo con su rival de entidad y acabó el partido con una derrota en la que algún jugador importante como el sevillista Grzegorz Krychowiak no jugó ni un minuto.

Mientras, Islandia no pudo con Noruega. En el regreso de Eiour Gudjohnsen a la selección a sus 37 años tras "colgar las botas" para jugar con su país en 2013, el combinado de Lars Lagerbäck no fue capaz de superar a los nórdicos en un duelo disputado.

Gudjohnsen jugó la segunda parte y no pudo evitar la derrota de sus equipo, que fue siempre por detrás en el marcador. Primero, en el minuto uno, marcó para Noruega Stefan Johansen. Después, al filo del descanso empató Sverrir Ingi Ingason. Andre Helland y Alexander Sorloth cogieron tierra de por medio y, aunque en el 81 Gylfi Sigurdsson redujo distancias, Islandia finalmente no consiguió empatar.

En otro partido menos trascendente entre dos selecciones que no estarán en la Eurocopa, Estonia y Andorra, los primeros hicieron valer su superioridad y ganaron 2-0. Dmitrij Kruglov y Frank Liivak marcaron para dar la victoria al país báltico.

Cargando