¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Minsalud denuncia presiones para mantener exclusividad de fabricación del Imatinib

En Ginebra pide a la OMS apoyo en la regulación de los mercados monopolísticos y el uso racional de los medicamentos.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, al intervenir en la 69 Asamblea Mundial de la Salud, que sesiona en Ginebra (Suiza), denunció que la intención de su cartera de declarar de interés público un medicamento de alto costo utilizado para tratamientos de cáncer como el Imatinib se ha convertido en un proceso donde ha debido sortear toda seria de presiones, en especial extranjeras.

“El proceso ha estado acompañado de un gran debate internacional y también, quiero decirlo claramente, de algunas presiones. A la luz de nuestra experiencia resulta claro que las flexibilidades existen en la teoría de los tratados y los pronunciamientos multilaterales. Pero en la práctica son difíciles de aplicar”.

Gaviria fue más allá y pidió apoyo de la Organización Mundial de la Salud para que las presiones tecnológicas y los altos precios de los medicamentos no atenten contra los objetivos del milenio para que haya desarrollo sostenible con equidad.

“La OMS debe apoyar a los Estados miembros en su búsqueda de la sostenibilidad mediante instrumentos técnicos: la regulación de los mercados monopólicos, la promoción de la competencia, la transparencia y el uso racional de medicamentos. Para nosotros, lo digo sin grandilocuencias innecesarias, este apoyo es fundamental para garantizar el desarrollo sostenible”.

Recordó el ministro que para hacer frente a la amenaza de un sistema de salud rodeado por altos precios de los medicamentos y una creciente presión tecnológica, el país ha acudido a instrumentos regulatorios, la eliminación de barreras, el uso racional de las medicinas y la transparencia en las relaciones con la industria farmacéutica.

“Dentro de los instrumentos disponibles están también las llamadas flexibilidades a los acuerdos sobre propiedad intelectual. Muchas agencias multilaterales, incluida la OMS, han instado a los Estados miembros a usar estas flexibilidades. Pero en la práctica los obstáculos son muchos”, precisó Gaviria.

Cargando