¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El árbitro que renunció al ser humillado por su homosexualidad

Para Jesús Tomillero se trata de un repliegue temporal en su lucha por defender los derechos de los homosexuales en el fútbol.

Él está convencido que otros árbitros en España, e incluso jugadores, seguirán sus pasos y reconocerán públicamente que son gay, pese a que hace dos semanas él renunció por los continuos abusos verbales que viene recibiendo en los campos de juego desde que admitió abiertamente su homosexualidad.

"Ha sido humillante", dijo Tomillero, de 21 años, quien era el único árbitro gay que se conocía en el fútbol español.

Lo era porque dijo basta. Se sintió sin fuerzas de seguir luchando tras escuchar insultos -"no te da vergüenza pitar lo que has pitado, maricón de mierda" o "el gol te lo van a meter por el culo, maricón"- por haber pitado un penalti en un partido de la segunda andaluza juvenil, división para jugadores menores de 17 años.

Ahora Tomillero señala que se tomará un tiempo hasta que la próxima temporada comience, pero que no cederá en su intento por conseguir su sueño de ser un árbitro de primera división.

"Yo rompí el hielo y otros saldrán ahora. Para mí, eso será un honor", comentó en entrevista con la periodista de la BBC, Anzi Farni.

"Ellos tendrán mi apoyo incondicional. Mientras más seamos, más fuertes seremos. Yo les digo que salgan, que sean fuertes como yo, que sean valientes y que peleemos por lo que queremos".

El comienzo del camino

Tomillero comentó que, tras anunciar su decisión de colgar el silbato, recibió el apoyo del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, de Miguel Galán, candidato a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol, y de futbolistas como el capitán histórico de la selección Iker Casillas, así como de varios colegas de profesión.

Pero reiteró que hay muchos aficionados, clubes, entrenadores y jugadores que realizan constantemente comentarios "deplorables" y expresiones "homofóbicas".

La pesadilla comenzó para Tomillero cuando mostró abiertamente la relación con su novio en una de sus cuentas en redes sociales hace unos 14 meses y desde entonces no ha parado de estar en el mira cada vez que salta a un campo de fútbol.

"He tenido que ser valiente y decir 'aquí estoy yo, seré el primero en admitirlo. ¿A quién le importa lo que ellos me digan?'".

Pese a que "los clubes decían cosas como 'mira, el árbitro maricón'", el colegiado no se arrepiente de la decisión que tomó y está convencido que la lucha recién comienza.

Homofobia en el deporte

Estudio con más de 9.000 personas

  • 77% han sido testigos o experimentado homofobia en el deporte

  • 85% considera que un homosexual no está muy seguro en un evento deportivo.

  • 80% considera que los homosexuales no son aceptados en la cultura del deporte.

  • 60% - 54% Gay y lesbianas que han sido atacados personalmente, por un 24% de personas heterosexuales.

Out on the Fields (2015)BBC

"Quería que la Federación Andaluza de Fútbol estableciera una ley contra la homofobia, como juegos suspendidos o una multa muy alta porque la última que se emitió por insultos contra mí por un comentario homofóbico fue de €150".

El deporte de todos

"No tenemos por qué ser insultados en cada juego, ni amenazados o atacados. Eso es lo que encuentro deplorable. Creo que esa civilización todavía no se ha modernizado".

La gente cree que se trata de un deporte de 'hombres machos'

Jesús Tomillero

Tomillero está recolectando firmas para presentar su caso ante el parlamento europeo con el objetivo de pedir que se redacte y apruebe una ley contra la homofobia en el deporte.

El árbitro español es consciente que la igualdad en el fútbol es una lucha "complicada".

"El problema en el fútbol es que la gente cree que se trata de un deporte de 'hombres machos'", dijo.

"Yo creo que este es un deporte que puede ser disfrutado por homosexuales, transexuales, bisexuales y por cualquiera".

Cargando