¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CANADÁ INCENDIO (Previsión)

Miles de evacuados por el incendio de Fort McMurray podrán regresar en junio

Las autoridades canadienses anunciaron hoy que los alrededor de 80.000 habitantes de Fort McMurray podrán regresar a sus hogares a partir del 1 de junio, un mes después de que las llamas forzaran su evacuación, aunque reconocieron que el masivo incendio sigue fuera de control.

El incendio forestal seguía hoy fuera de control y en rápido crecimiento gracias a los fuertes vientos y elevadas temperaturas que experimenta la provincia de Alberta, en el oeste de Canadá.

Sólo en las pasadas 24 horas, el fuego ha crecido en 570 kilómetros cuadrados, por lo que, hasta ahora, las llamas han consumido 4.230 kilómetros cuadrados de bosque boreal.

Hoy, la primera ministra de la provincia de Alberta, Rachel Notley, señaló durante una rueda de prensa, en la que anunció la fecha provisional para el regreso de los desplazados, que la principal esperanza de los equipos que combaten las llamas es el anuncio de lluvias en la región el viernes y sábado.

Sin esas lluvias y la bajada de las temperaturas, la situación es desesperada para los bomberos.

"En las últimas 24 horas se han iniciado 12 nuevos incendios" en la provincia, reveló Notley. En total, en la provincia de Alberta están activos 18 incendios forestales, de los que tres, incluido el de Fort McMurray, están fuera de control.

Ello a pesar de que las llamas están siendo combatidas por 1.900 bomberos, 189 helicópteros, 29 aviones cisterna y 426 piezas de equipo pesado.

Por ello, el portavoz de servicios forestales de Alberta, Travis Fairweather, declaró hoy a la televisión pública canadiense CBC que las anunciadas precipitaciones de 15 milímetros de lluvia el viernes y el sábado "serían una gran ayuda a nuestros esfuerzos".

A pesar de que el fuego de Fort McMurray sigue fuera de control y en aumento, las llamas se están alejando hacia el norte y oeste de la localidad, lo que está permitiendo las labores de restauración de los servicios esenciales de la ciudad, que fue evacuada en pocas horas el 3 de mayo.

Notley explicó que el servicio eléctrico ya ha sido restaurado en toda la ciudad y que para el 1 de junio se espera tener en marcha el hospital, al menos sus servicios básicos, así como el suministro de gas, agua, y servicios de emergencia.

La jefa del Gobierno provincial añadió que la fecha del 1 de junio se puede retrasar si las condiciones empeoran, como ha sucedido en los últimos días con la reactivación del incendio.

"Si las condiciones cambian, como sucedió esta semana, el regreso puede empezar más tarde. La seguridad es nuestra principal prioridad", explicó Notley, que reconoció la desesperación de los más de 80.000 habitantes de la ciudad que permanecen en el limbo en centros de refugiados en la provincia.

Las autoridades han establecido cinco requisitos que se tienen que cumplir para autorizar el inicio del regreso de los más de 80.000 habitantes de Fort McMurray, empezando por que el incendio forestal "no sea una amenaza inminente" para la ciudad.

Además, el hospital tiene que estar en marcha, los departamentos de bomberos y policía operativos, las carreteras abiertas al tráfico y los servicios de gas, agua y electricidad totalmente restablecidos.

En estos momentos, el mayor peligro y obstáculo para el regreso de los desplazados es la calidad del aire en la ciudad que, debido al humo del incendio forestal, es irrespirable.

Notley explicó que, a primeras horas de hoy, la calidad del aire en Fort McMurray se situaba en el nivel 51 en una escala del 1 al 10 en el que este último número representa las peores condiciones.

Horas después, el nivel había descendido a 11, todavía demasiado peligroso para respirar sin la ayuda de máscaras.

La jefa del Gobierno provincial añadió que "todavía existen muchos peligros en Fort McMurray".

Cargando