¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HONDURAS CORRUPCIÓN

Pastoral Caritas Honduras aboga porque misión de OEA ayude a mejorar justicia

La Pastoral Caritas abogó hoy porque la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) ayude a volver eficiente el sistema de justicia hondureño.

"El mejor aporte que la MACCIH puede dar a la frágil democracia, a la endeble institucionalidad del país es ayudar en la depuración, eficiencia y profesionalización del sistema de justicia", indicó la organización en una declaración pública.

Según la pastoral, la MACCIH no resolverá todos los problemas de corrupción e impunidad en el país, pero su presencia "es un principio de esperanza siempre y cuando su trabajo vaya dirigido contra la impunidad y la corrupción".

"Aceptar otras tareas como la investigación criminal o la depuración de instituciones públicas, por muy noble y necesaria que sean, es desviarse de su tarea originaria", añade la declaración.

Caritas considera que el combate de la corrupción "depende más de un Estado que impulse una reforma profunda en la estructura legal e institucional, que garantice la independencia y despolitización de los operadores de justicia y que avale sin restricciones ni privilegios el acceso a la información".

Además, señaló que es urgente que la ciudadanía hondureña le de seguimiento a las acciones que realice la MACCIH, presione para que su mandato se cumpla y, sobre todo, que dé resultados concretos.

Los resultados se verán si la MACCIH mantiene independencia del Gobierno, autonomía en todas sus acciones, profesionalismo por su capacidad y forma de actuar, neutralidad en las decisiones tomadas y transparencia de cara a la opinión pública y la ciudadanía que tiene el derecho de ser informada, indicó la pastoral.

También expresó que en la medida en que la MACCIH desarrolle bien su trabajo, le dará credibilidad al organismo y le devolverá la confianza al pueblo de Honduras.

"Estos meses son cruciales para verificar de qué está hecha la MACCIH y si está decidida a impulsar una lucha frontal contra la corrupción", recalcó Caritas.

La pastoral dijo que un primer examen a la MACCIH -que se instaló en abril en Tegucigalpa- será evaluar su accionar en el proceso de selección, asesoramiento, evaluación y certificación de un grupo de fiscales y jueces hondureños, quienes investigarán y ejercerán la acción penal contra redes involucradas en actos de corrupción.

"Como ciudadanos debemos estar atentos para que estas acciones de la MACCIH se realicen sin imposición de ningún tipo, tanto en la selección del personal como en la investigación de los presuntos violadores de la ley", advirtió la institución religiosa.

Los hondureños, indicó Caritas, tienen la esperanza de que los jueces, fiscales y expertos internacionales que trabajarán bajo el mandato de la MACCIH cumplan con la misión de exigir el fiel cumplimiento de las recomendaciones en un plazo preciso, como lo establece el convenio de creación del organismo de la OEA.

"De igual forma, los casos de corrupción que investigue la MACCIH deberían ser escogidos con base en el impacto económico provocado en la sociedad y por el daño al erario", indicó Caritas.

Según la pastoral, un punto fundamental de la MACCIH será la vinculación con el pueblo y con la sociedad civil.

Eso permitirá que el trabajo que haga la MACCIH en el país reciba apoyo y sea creíble.

La Misión de apoyo de la OEA surgió en mayo de 2015 a raíz de la exigencia de un movimiento denominado Oposición Indignada en Honduras que exigía una comisión internacional contra la corrupción y la impunidad similar a la instalada en Guatemala hace ocho años.

Cargando