¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Colombia al Rojo - Historias de Francisco Argüello

Las rutas de los ilegales que pasan por Colombia buscando el sueño americano

Las rutas, casi todas, parten del sur del país porque los migrantes provienen desde Ecuador, quien tiene política de cielos abiertos. Es decir, se pasea por allí quien se antoje.

Un cubano o un suramericano pueden pagar hasta 10.000 dólares para que lo muevan ilegalmente por Colombia y lo conecten con Estados Unidos. Con un europeo, la cifra se triplica. Caracol investigó.

Es un mercado negro, casi secreto, pero se mueve en grandes proporciones en Colombia. Quien contrata los servicios de los ‘coyotes’ (los guías ilegales) – y corre con suerte- esparce el rumor de estos hombres que se convierte como un secreto a voces. Es una publicidad gratuita, pero sigilosa.

Operan (los coyotes) en Nariño. E incluso, las autoridades le pisan los talones a un cubano experto en mover isleños que llegan hasta Colombia buscando cruzar Panamá y colonizar la tierra del Tío Sam.

Caracol Radio investigó y encontró que un cubano que quiera atravesar este país y beneficiarse de La Ley de Pies Secos y Pies Mojados en Estados Unidos (que beneficia a los isleños) debe sacar de su bolsillo 10 mil dólares que escasamente se traduce en transporte, alojamiento- no en buenas condiciones y guía.

Para brasileños, peruanos, chilenos, entre otros, la tarifa es igual. Los europeos ‘la sacan más cara’. Moverse ilegalmente por este país les representa entre 30.000 y 40.000 dólares.

Las rutas –casi todas- parten del sur del país porque los migrantes provienen desde Ecuador, quien tiene política de cielos abiertos. Es decir, se pasea por allí quien se antoje.

Uno de los ingresos es por Tumaco, Nariño. A través de lanchas, los migrantes llegan hasta el Puerto de Buenaventura pasan por Bahía Solano, cruzan por Juradó y arriban a Turbo, Antioquia.

Primera recomendación: andar en pequeños grupos. Si encuentran otros migrantes, ni de riesgo andar juntos. Los descubrirán, les recomiendan.

Ahí- en Turbo- les espera otra lancha que los mueve hasta Puerto Valdivia, caserío de Panamá. Sino corren con suerte –porque es más lejos- arriban a La Miel, caserío limítrofe con Panamá. “Usted sube y es Colombia y baja y ya es tierra de Juan Carlos Varela”, contó una fuente quien pidió omitir su identidad a Caracol Radio.

Otro destino

Otra ruta sale de Ipiales pasa por Pasto, Popayán, Cali, Medellín y Turbo. Y una más emigra de Putumayo llega a Pitalito, Huila, pasa por Neiva, Bogotá y allí, algunos, con cédulas falsas intentan volar desde El Dorado hasta Panamá. Casi siempre los descubren.

La mayoría de migrantes ilegales, por encima del 50%, son cubanos, desesperados por la presión y las ruinas que producen las decisiones de los hermanos Castro. Le siguen asiáticos y africanos, aunque también hay venezolanos, ecuatorianos, bolivianos que salen de sus países agobiados por la crisis económica.

Algunos corren con suerte y ‘coronan’. Otros son deportados y robados. Los ‘Coyotes’ -en muchos casos- les dan mal trato, los someten a humillaciones y en algunas ocasiones les roban sus documentos y los chantajean. Incluso, les piden que aprovechen el viaje y les lleven armas o droga. A cambio les rebajan el precio del trayecto.

Christian Krüger Sarmiento, director de Migración Colombia, dijo a CARACOL RADIO que Colombia y Panamá no son el país de origen ni la causa de estos migrantes irregulares. “Solo somos un país de tránsito”.

No obstante, en Turbo, Antioquia, Migración Colombia, la Armada, la Policía y la Fiscalía adelantaron un plan de choque para ubicar a los migrantes.

“Lleva un mes y ha dado muy buenos resultados: hemos detectado varios migrantes irregulares y hemos capturado 49 coyotes”, explicó el funcionario, quien recordó que hasta hace dos años del tráfico de migrantes nadie hablaba.

“La Policía apoya con controles en carretera y la Armada con su función de guardacostas. La Fiscalía también nos apoya en la judicialización de los ‘coyotes’, quienes se lucran económicamente. El tráfico de inmigrantes ha crecido tanto que actualmente es el tercer negocio ilícito más lucrativo. El primero, tráfico de drogas; el segundo, de armas y el tercero, de personas”, explicó Krüger.

Cifras

Caracol Radio conoció que en Antioquia, entre 2012 y 2015 se detectaron 4022 inmigrantes. Y en 2016, la cifra va en 2208.

En Chocó- por ejemplo- 116 migrantes han sido encontrados por Migración Colombia este año; en Risaralda van 130 extranjeros que se han deportado; en Valle del Cauca, 65; en Cauca, 57; en Nariño y Putumayo, 536; en Norte de Santander, 3; en Cundinamarca, 23 y en Amazonas, 96.

En el primer trimestre de 2015 se ubicaron 1111 migrantes. Y en el mismo periodo de 2016, más de 3180. Ese fue uno de los detonantes que obligó al presidente de Panamá Juan Carlos Varela a cerrar la frontera. El problema es que Colombia es territorio casi obligado de los suramericanos porque está convertido geográficamente en el ombligo de América.

Cargando