¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL CRISIS ECONOMÍA (Previsión)

El mercado reacciona con pies de plomo al avance del juicio contra Rousseff

El avance del trámite del juicio político que persigue la destitución de la presidenta Dilma Rousseff ha sido recibido con cautela por el mercado financiero, que se mantiene con pies de plomo tras vivir hoy otra jornada de gran volatilidad.

Sao Paulo, 18 abr (EFE).- El avance del trámite del juicio político que persigue la destitución de la presidenta Dilma Rousseff ha sido recibido con cautela por el mercado financiero, que se mantiene con pies de plomo tras vivir hoy otra jornada de gran volatilidad.

La bolsa de Sao Paulo arrancó el día con una bajada del 0,74 % y, luego de una sesión de grandes oscilaciones, su índice Ibovespa, el principal indicador del parqué, acabó con una leve caída del 0,63 % y se situó en los 52.894 puntos.

El dólar se depreció un 2,07 % frente al dólar, que cerró negociado a 3,596 reales para la compra y a 3,597 para la venta en el tipo de cambio comercial.

Según el analista João Pedro Brugger, de la corredora Leme Investimentos, "el mercado está reaccionando con cierto recelo" a la decisión de la Cámara de Diputados, que la víspera dictó por 367 votos frente a 137 que el proceso contra Rousseff prosiga hasta el Senado, el cual puede dar luz verde al juicio que despoje a la presidenta de su cargo.

Brugger señaló a Efe que los inversores continúan con "incertidumbre" a la espera de ver "cómo será el desdoblamiento del juicio a partir de ahora", una inquietud de la que se ha hecho eco el selectivo paulista.

Pero el economista valoró que las manifestaciones del domingo a favor del juicio fueron menores que las multitudinarias de marzo, cuando unos 3,6 millones de personas salieron a la calle para pedir la destitución de Rousseff.

"El mercado se decepcionó con las protestas más comedidas y con la postura de los diputados durante la votación" porque "ninguno justificó su parecer con argumentos económicos, como el maquillaje fiscal -por el que se quiere abrir el juicio a la presidenta- o la grave crisis económica que pasa el país", argumentó Brugger.

Sin embargo, el descenso de la plaza brasileña se explica también por un movimiento de "ajuste" después de que la semana pasada el corro ganara casi un 6 %.

De acuerdo con Rafael Figuereido, de la corredora Clear, los accionistas han jugado sobre seguro, apostando durante los rumores para vender cuando estos se han cumplido.

Por eso, para Figuereido, la sesión bursátil de este lunes "refleja el claro resultado a favor del impeachment, que el mercado venía pronosticando durante todo el mes", durante el cual el pregón acumula un avance del 4,61 %.

También la divisa brasileña se ha visto fortalecida con el proceso que cada vez amenaza más de cerca a la presidenta.

La semana pasada el real renovó tres veces su marca de menor cotización frente al billete verde en lo que va de año, el cual llegó a venderse a 3,476 reales.

"El Banco Central hizo varias intervenciones al ver una fuerte entrada de capital extranjero por la posibilidad de que el juicio contra Rousseff fuera aprobado por la Cámara baja y eso hizo contener la caída de la moneda estadounidense" que, pese a todo, terminó la semana casi en mínimos.

Incertidumbres aparte, ambos economistas coincidieron en que, en los últimos tiempos, el mercado financiero está actuando "más de forma política que económica", guiado por las vicisitudes que mantienen al gigante suramericano en vilo y que comprometen la recuperación económica del país, sumido en una aguda recesión.

Este ciclón ganó el domingo un nuevo capítulo con la aprobación del juicio a Rousseff por parte del pleno de los Diputados, por lo que los trámites pasarán ahora al Senado, que instalará una comisión especial para analizar las acusaciones.

Si la Cámara alta aprueba la apertura del propio juicio, para lo cual necesita una mayoría simple de 41 senadores, la mandataria deberá apartarse de su cargo durante 180 días.

Durante ese lapso de tiempo, que el Senado tendrá para concluir el proceso, Rousseff será sustituida por el vicepresidente Michel Temer, que concluiría el mandato si la jefa de Estado es finalmente depuesta.

Cargando