¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU ARMAS

Jueza avala demanda de familiares de víctimas de matanza de 2012 en EE.UU.

Los familiares de los 20 niños y seis adultos asesinados en una escuela del estado de Connecticut (EE.UU.) en 2012 podrán proceder con la demanda en contra del fabricante de una de las armas usadas en la tragedia, determinó hoy una jueza.

La decisión de la jueza de la Corte Superior de Connecticut Bárbara Bellis negó la petición de los fabricantes de armas, presentada el pasado 22 de febrero, para desestimar la demanda de las familias.

Bellis indicó que la ley que cubre a los fabricantes de armas no anula la validez jurídica de los reclamos de las familias de que el rifle usado por Adam Lanza para cometer los asesinatos en la escuela de Sandy Hook es un arma militar que no debe ser vendida al público.

El 14 de diciembre de 2012, Lanza, de 20 años, tras asesinar a tiros a su madre en su hogar, acudió fuertemente armado a la escuela Sandy Hook, en Newtown, con un fusil de asalto Bushmaster XM15 y dos pistolas semiautomáticas (una Sig Sauer y una Glock).

Tras cometer la masacre de niños de seis y siete años y personal de la escuela, se quitó la vida.

De acuerdo con la demanda, vender armas como el fusil de asalto utilizado es una negligencia.

La decisión surge luego de que Bellis escuchara el lunes los argumentos del fabricante del rifle que la Ley de Protección del Comercio Legal de Armas aprobada por el Congreso en 2005 y que garantiza protección cuando alguien las usa para cometer un crimen.

Los familiares consideran que esa matanza no habría sido posible sin un arma de esas características, y creen necesario que haya consecuencias por la decisión del fabricante de distribuir un arma de guerra entre la población civil.

El representante legal de las familias, Josh Koskoff, se manifestó complacido con la decisión de Bellis, que convocó a los abogados de ambas partes para el próximo martes.

Tras lo ocurrido en Sandy Hook aumentaron las voces que exigen mayor regulación en la venta de armas.

Tras conocer la opinión de la jueza, la aspirante demócrata a la Presidencia, Hillary Clinton, que entonces era senadora, elogió la decisión de Bellis y afirmó que es "un paso importante" para estas familias que luchan para que los fabricantes asuman responsabilidad por sus acciones.

"Ellos merecen su día en corte", indicó Clinton en un comunicado.

Cargando