¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ONU SECRETARÍA (Previsión)

Arranca la campaña más transparente para dirigir Naciones Unidas

La campaña para ser el próximo secretario general de la ONU se abrió hoy oficialmente con la comparecencia de los primeros candidatos en una suerte de entrevistas de trabajo con las que la organización busca dar transparencia a un proceso tradicionalmente opaco.

Naciones Unidas, 12 abr (EFE).- La campaña para ser el próximo secretario general de la ONU se abrió hoy oficialmente con la comparecencia de los primeros candidatos en una suerte de entrevistas de trabajo con las que la organización busca dar transparencia a un proceso tradicionalmente opaco.

En un paso sin precedentes en el mundo diplomático, Naciones Unidas ha decidido poner en marcha este proceso de audiencias públicas para seleccionar al mejor aspirante posible de entre los nueve que hasta ahora se han postulado.

Hoy se sometieron a examen los tres primeros: el ex primer ministro de Montenegro y actual responsable de Exteriores del país, Igor Luksic; la directora general de la Unesco, la búlgara Irina Bokova; y el portugués Antonio Guterres, antiguo alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El resto lo harán entre mañana y el jueves en turnos de dos horas, que arrancan con una breve exposición por parte del aspirante y que dejan abundante tiempo para que los Estados miembros les planteen sus preguntas.

Dado lo nuevo del proceso y que las reglas escritas no han cambiado, aún está por ver el papel que tendrán realmente estas audiencias en la decisión final.

Las potencias del Consejo de Seguridad seguirán siendo al fin y al cabo las que a puerta cerrada se pongan de acuerdo en un nombre para trasladarlo a la Asamblea General, donde tradicionalmente el resto de países se han limitado a refrendar la decisión.

Por lo pronto, el presidente de la Asamblea, Mogens Lykketoft, aseguró que estos diálogos pueden ser "un punto de inflexión" en la forma en la que la ONU elige a su jefe y se mostró convencido de que si uno de los candidatos cuenta con un apoyo fuerte entre los miembros será difícil que el Consejo de Seguridad opte por otro.

Luksic, el más joven de todos los aspirantes, con 39 años, fue el primero en comparecer hoy y lo hizo defendiendo la necesidad de adaptar la ONU a la realidad del siglo XXI.

"Tenemos que reinventar el multilateralismo a través de los principios de responsabilidad, inclusividad y compromiso", subrayó el montenegrino, que planteó varias reformas para lograr una organización más relevante y eficiente, pero que dejó claro que tampoco quiere "volver a inventar la rueda".

Abogó por dar más protagonismo al subsecretario general, el número dos de la organización, que a su juicio debería ser una mujer del hemisferio sur si él resulta elegido.

Con esa fórmula buscaría Luksic garantizar el equilibrio de género y geográfico al frente de la organización, dos factores considerados clave en la carrera por suceder a Ban Ki-moon.

Un grupo de 56 países liderados por Colombia volvió a dejar claro hoy que ha llegado el momento de que una mujer dirija la ONU.

Mientras, según una regla no escrita de rotación regional, sería el turno de que la Secretaría General fuera para alguien procedente de Europa del Este.

Ambos requisitos los cumple Bokova, que ofrece además un amplio currículum internacional y que, por tanto, parte como una de las favoritas.

La jefa de la Unesco, que hizo gala de su multilingüismo utilizando entre otros idiomas el español, situó entre sus prioridades la prevención de conflictos y la igualdad de género, ámbito que destacó como uno de los grandes desafíos del siglo XXI y clave para el desarrollo global.

Mientras, esquivó algunas preguntas comprometidas, incluida una de Ucrania sobre el conflicto en ese país y el papel de Rusia.

Bokova es considerada por muchos analistas como la candidata favorita de Moscú, lo que es visto con recelo en países como Estados Unidos.

Guterres cerró la primera jornada de entrevistas y trató de compensar la desventaja con la que a priori parte -ni es mujer ni viene de Europa oriental- haciendo gala de su experiencia internacional y en la política nacional.

Con un tono más vivo que sus rivales y usando también con soltura varios idiomas, el portugués prometió la paridad de género en los altos estamentos de la ONU y se presentó como un dirigente independiente, preparado para responder a las crisis y capaz de plantarse ante las potencias.

"Puedo resistir la presión. (...) He sido comisionado para los refugiados durante diez años, siempre envuelto en situaciones políticas extremadamente delicadas. Creo que fui capaz de ser independiente y no creo que vaya a cambiar", aseguró.

Mañana será el turno del expresidente esloveno Danilo Turk; la política croata Vesna Pusic, y de la exministra de Exteriores de Moldavia Natalia Gherman, mientras que el jueves cerrarán esta primera ronda de audiencias el macedonio Srgjan Kerim, que presidió la Asamblea General de la ONU entre 2007 y 2008 y la ex primera ministra de Nueva Zelanda Helen Clark.

Mientras tanto, siguen apareciendo nuevas candidaturas, la última hoy mismo, con el anuncio del exministro de Exteriores serbio Vuk Jeremic.

Cargando