¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El domingo se conocerá sí Cámara de Brasil tramita juicio a Rousseff

El proceso solo llegará al Senado en caso de que sea respaldado por una mayoría calificada de 342 votos.

La Cámara de Diputados de Brasil confirmó hoy que celebrará tres sesiones extraordinarias, entre los próximos viernes y domingo, para decidir si el trámite para un juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff llega al Senado.

El pleno de la Cámara baja deberá votar un informe ya aprobado el lunes en una comisión y que concluye que existen fundamentos jurídicos para iniciar un proceso con miras a la destitución de Rousseff por unas maniobras fiscales irregulares.

En caso de que el pleno de los diputados respalde el dictamen de esa comisión, el caso pasará a manos del Senado, cuyos 81 miembros decidirán, por mayoría simple, si efectivamente se abre el juicio contra Rousseff, quien en ese extremo sería separada del cargo durante los 180 días que durará el proceso.

Según precisó hoy la Cámara baja, en la sesión del viernes serán escuchados en el pleno los abogados responsables de la denuncia y también la defensa de la mandataria, hasta ahora ejercida por el abogado general del Estado, José Eduardo Cardozo.

Escuchadas esas declaraciones, los 28 partidos representados en la Cámara de Diputados dispondrán de una hora cada uno para exponer sus posiciones a través de los jefes de cada grupo, lo que será realizado entre el viernes y el sábado.

El domingo estará dedicado a la propia votación, que según se informó hoy será oral, lo que supondrá que cada uno de los 513 diputados deberá acercarse al micrófono del pleno para declarar si apoya o rechaza el juicio político contra Rousseff.

El proceso solo llegará al Senado en caso de que sea respaldado por una mayoría calificada de 342 votos, que representan dos tercios de los escaños.

Tanto la oposición, favorable al proceso, como el oficialismo que tilda esa iniciativa como un "golpe", han convocado manifestaciones para el fin de semana, a fin de presionar a los parlamentarios desde las calles.

Frente a la posibilidad de que el fin de semana se concentren ante el Congreso cientos de miles de manifestantes, las autoridades han instalado enormes vallas en la Explanada de los Ministerios, una avenida que concentra a todo el poder público en Brasilia.

Las vallas tienen dos metros de alto, un kilómetro de longitud y pretenden separar a los adversarios y defensores de Rousseff, que ocuparán lados distintos a lo largo de esas cercas de seguridad.

Temas relacionados

Cargando