¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

China se fija la meta de ser una gran potencia futbolística mundial en 2050

El Guangzhou Evergrande es uno de los clubes que mejor pagan en el mundo.

La economía planificada del régimen comunista chino ha llegado al mundo del fútbol, el deporte favorito del presidente Xi Jinping, ya que China ha lanzado este lunes un programa a largo plazo de este deporte cuya meta es "hacerse sitio entre los mejores equipos del mundo hacia 2050", según reza el documento.

El plan, elaborado por la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, el principal órgano de planificación económica, prevé tres fases de crecimiento de este deporte en el país para que a mediados de siglo logre estar en la elite que ocupan naciones como Brasil, Alemania, España, Italia o Inglaterra, entre otras.

La primera fase, hasta 2020, prevé desarrollar el fútbol base para que en todo el país haya 20.000 escuelas de fútbol y "más de 30 millones de estudiantes de primaria y secundaria jueguen a menudo a este deporte".

Varios equipos europeos, como el Real Madrid, el Barcelona o la liga española, tienen ya escuelas de fútbol en China, sobre todo en grandes ciudades, aunque el programa nacional estudia extender estas iniciativas a todo el país.

En la segunda fase del plan, de 2021 a 2030, China espera que su fútbol femenino vuelva a ser uno de los mejores del planeta (en 1999 logró el subcampeonato mundial, pero después ha bajado de nivel) y el masculino sea por lo menos uno de los más importantes de Asia.

En la tercera fase, de 2030 a 2050, el país "irá a por todas para lograr el objetivo de ser una de las mejores naciones del mundo", subraya el plan de la comisión nacional, equivalente a un ministerio de Fomento.

La selección china de fútbol sólo ha jugado un Mundial, el de 2002 en Corea del Sur y Japón, donde perdió todos sus partidos, y el bajo nivel de este deporte en China contrasta con la gran afición que hay en el país, que muchos equipos europeos incluyen ya en sus giras de pretemporada.

En los últimos años se ha intentado mejorar la calidad con grandes inyecciones financieras en los clubes de la liga china, donde los fichajes ya alcanzan precios comparables a los de las grandes competiciones de países europeos.

Esto ha conseguido que los clubes chinos sean ya de los que mejor pagan en el mundo, y que uno de ellos, el Guangzhou Evergrande, haya ganado dos Ligas de Campeones de Asia en los últimos años, pero en muchos de estos equipos los jugadores más decisivos continúan siendo las estrellas extranjeras.

Cargando