¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

OEA D.HUMANOS

Colombiana Jineth Bedoya se alza como "superviviente" de violencia ante CIDH

La periodista colombiana Jineth Bedoya se alzó hoy ante la CIDH como "superviviente" de la violencia que le propinó hace más de 15 años un grupo de paramilitares y pidió al Gobierno de Colombia que lleve ante la justicia a los agentes estatales implicados supuestamente en su secuestro y violación.

"Fuimos víctimas el día que nos violaron, hoy nos declaramos supervivientes y luchadoras", destacó Bedoya, secuestrada en la entrada de la cárcel La Modelo de Bogotá el 25 de mayo del 2000, cuando acudía a realizar una entrevista y posteriormente torturada y violada por sus captores.

La periodista, la cara más visible del movimiento de lucha contra la violencia sexual en Colombia, pidió hoy el "fin de la impunidad" de los agentes del Estado supuestamente implicados en su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"En el caso de Jineth Bedoya participaron agentes del Estado, hay implicados de la Policía, el Ejército y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec)", denunció la propia víctima en una rueda de prensa tras la audiencia de la CIDH, en su sede en Washington.

Bedoya, subeditora del periódico colombiano El Tiempo, aseguró que esa supuesta participación de agentes del Estado ha podido documentarla durante 16 años de trabajo periodístico, que aportó posteriormente a la Fiscalía colombiana y que no sirvió para abrir una investigación más exhaustiva de su agresión.

"La impunidad nos quita algo de sobrevivientes y nos va matando lentamente", afirmó durante la audiencia Bedoya, de 41 años.

La periodista y los representantes de su caso ante la CIDH pidieron al organismo que cierre la investigación del caso y que sancione al Gobierno de Colombia por no haber proporcionado más protección a Bedoya en el 2000, cuando se produjo el secuestro.

También quieren que la CIDH condene las "deficiencias de la investigación penal" que llevaron a que se perdieran pruebas y que hace, actualmente, que tres de los testigos del caso vivan supuestamente amenazados en cárceles del país suramericano y que solo dos de los autores de su crimen hayan sido condenados.

"El Estado permitió mi revictimización sin levantar un solo dedo para evitarla", denunció la periodista, quien afirmó que ha tenido que prestar declaración una y otra vez ante la Fiscalía para contar los mismos hechos, un proceso que le ha ocasionado daños adicionales a los propios de ser víctima de una agresión.

Sobre este aspecto de "revictimización" expresó preocupación la jamaicana Margarette May Macaulay, relatora sobre los Derechos de las Mujeres para la CIDH y que confesó sentirse emocionada.

"Pregunto al Estado si eso no denota un fallo de los investigadores. Cuando hablamos de agresiones sexuales, si siguen preguntando, obligando a la víctima a repetir lo mismo cada vez, se está dañando. ¿Entienden que los funcionarios fallaron en su deber al hacer eso?", preguntó May Macaulay al Estado.

En su respuesta, los representantes del Ejecutivo colombiano admitieron que el Estado no debe hacer "más gravosa" la situación de las víctimas y defendieron que, en todo momento, las autoridades han actuado de manera "diligente" y han buscado "la verdad y la justicia".

El embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Andrés González, expresó el compromiso del Ejecutivo para que "no exista impunidad en esta materia" y "estos hechos no vuelvan a repetirse".

Durante la audiencia, el Estado recordó que en enero ya ofreció a la periodista "una solución amistosa", que suele incluir algún tipo de compensación económica, y que la periodista rechazó.

"La impunidad en ningún lugar del mundo es negociable y les aseguro que si algo me sobra es dignidad", contestó la periodista ante la propuesta estatal.

Bedoya aseguró que en marzo recibió una amenaza del grupo Águilas Negras, nacido tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) a mediados de la década pasada.

El Gobierno de Colombia se ofreció en la audiencia a aumentar su seguridad.

Colombia fue hoy protagonista de cuatro audiencias públicas en la CIDH, que esta semana celebra 50 audiencias de 20 países del continente para analizar la situación de los derechos humanos en el marco de su 157 periodo de sesiones.

Cargando