¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MÉXICO D.HUMANOS

Activista mexicana excarcelada dice que seguirá la lucha por presos políticos

La activista mexicana Nestora Salgado dijo hoy que sigue "adelante" con la lucha por los presos políticos, después de salir de prisión al ser absuelta de los delitos que se le imputaron cuando ejercía como líder de una policía comunitaria en el sur del país.

En una rueda de prensa en la capital mexicana pocas horas después de su salida de la cárcel, Salgado señaló que el "siguiente paso" tras su liberación es conseguir la de los "500 presos políticos" que, aseguró, hay en el país, por lo que hizo un llamado a unirse a esa causa.

"Sí tengo miedo, pero quiero morir en la lucha, morir luchando porque nuestro pueblo tenga dignidad, porque nuestra gente sea oída, valorada", reconoció.

A Salgado, que permaneció dos años y siete meses en prisión, le fueron imputados los delitos de homicidio, secuestro y robo en el 2013 en su tarea con la policía comunitaria del municipio de Olinalá, en el estado de Guerrero, creada para proteger a la población de los criminales.

La semana pasada, tres jueces de Guerrero absolvieron a la activista, aunque su liberación se postergó porque fue notificada de otras tres órdenes de aprehensión pendientes, que se resolvieron cuando la defensa de Salgado aportó pruebas que la exoneraban.

Enfundada en la camiseta verde militar y la gorra de los policías comunitarios, una figura reconocida en la Constitución de Guerrero, la activista aprovechó la conferencia de prensa para denunciar los "abusos" que sufren los reos.

En el periodo en el que cumplen su pena, indicó, los presos son "golpeados" y "cruelmente castigados", y solo se les lleva al hospital "cuando ya se están muriendo".

"Me tocó ver que al hospital llegaban presos con las vísceras destrozadas por los policías, por los carcelarios", relató.

Salgado indicó que ha pagado una condena "por haber querido defender" a su pueblo y por denunciar hechos como los vídeos pornográficos que los delincuentes grababan con niños.

"No es posible que niñas de diez años estén embarazadas, que niños de siete años sean abusados", apuntó.

Pidió a los padres, además, que enseñen a los niños a ser sensibles con la situación del país, a socializar y a no estar pendientes de las tabletas que el Gobierno les regaló "para tenerlos tontos".

Criticó también que las autoridades no volteen sus ojos a la gente humilde, excepto cuando están en campaña.

"Es vergonzoso ver a los políticos saludar a bebés y gente campesina, pero después no los quieren ver, porque están sudorosos, porque traen guaraches (sandalias)", opinó.

Salgado dijo que viajará próximamente a Estados Unidos para ser atendida por unos dolores en el brazo. "Vengo inyectada solamente para soportar el dolor este día", dijo.

Además, acusó el "daño psicológico horrible" que se le ha infligido en prisión, una experiencia que equiparó a "sentirse enterrado vivo", ya que estuvo 20 meses incomunicada, sin poder convivir con otra presa.

Giovanni Torres, sobrino de Salgado e integrante de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), reivindicó que "las policías comunitarias son totalmente legítimas".

"No pedimos al Gobierno que nos dé, sino que nos deje" porque "hemos decidido morir, pero luchando y dando seguridad a nuestros hijos, nuestra familia y nuestro pueblo, no morir como los chivos, los borregos, amarrados", proclamó.

Animó también a los pueblos a no esperar "a que tengan un familiar preso" o "que desaparezca un hijo" para unirse a la causa.

En la conferencia también tomaron la palabra las esposas de otros miembros de la policía comunitaria que están presos.

Una de ellas, Agustina García, se preguntó por qué desde el Gobierno "no se cansan" de humillarlos y le "afectan" tanto las policías comunitarias.

"Porque el Gobierno nunca ha podido con la delincuencia, nunca ha podido dar respaldo a nuestra comunidad", respondió García, quien añadió: "Nada ni nadie nos va a quitar esta gorra y esta playera (camiseta)", señalando el uniforme de los comunitarios.

Cargando