¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL ESPAÑA (Resumen) (Actualización)

La Liga sigue igual: el Barça arrasa y Saúl dirige la victoria del Atlético

Eibar)Madrid, 12 mar (EFE).- La lucha por el título de Liga, casi en manos del Barcelona, se mantiene exactamente igual tras cumplirse la mitad de la vigésimo novena jornada del campeonato, en la que el cuadro azulgrana arrasó tras darse un paseo ante el Getafe (6-0) y el Atlético ganó al Deportivo 3-0 con un partido excelso de Saúl Ñíguez.

Madrid, 12 mar (EFE).- La lucha por el título de Liga, casi en manos del Barcelona, se mantiene exactamente igual tras cumplirse la mitad de la vigésimo novena jornada del campeonato, en la que el cuadro azulgrana arrasó tras darse un paseo ante el Getafe (6-0) y el Atlético ganó al Deportivo 3-0 con un partido excelso de Saúl Ñíguez.

Los hombres de Luis Enrique Martínez dieron otro paso más hacía su trofeo número 24 y cada vez quedan menos puntos en disputa para que alguien evite que el cuadro azulgrana se proclame campeón. Con nueve partidos en el horizonte, el que tuvo que afrontar frente al Getafe se presumía de antemano como un trámite y se cumplieron las predicciones.

El Getafe llegó prácticamente de rodillas a un choque engorroso para el conjunto madrileño. Su Liga es el descenso y poco más, y visitar el Camp Nou con seis bajas (Damián Suárez, Mehdi Lacen, Juan Cala, Roberto Lago, Álvaro Vázquez y Pablo Sarabia) no era plato de buen gusto para un grupo que, además, se encuentra en un mal momento del curso.

Su empate 1-1 frente al Sevilla la pasada jornada rompió una racha de siete derrotas consecutivas, pero el Barcelona apareció en medio de una ligera recuperación para ahondar en la herida. Algunos jugadores, como el brasileño Neymar, incluso disfrutaron esta semana de unas vacaciones que no afectaron a su rendimiento.

El Getafe comenzó la caída pronto con un gol en propia meta de Juan Rodríguez en los primeros minutos. Ahí acabó la resistencia del equipo azulón, que comenzó a caer en picado pese a que Messi falló un penalti poco después del primer tanto.

Munir, Neymar, y el propio Messi, dejaron un parcial de 4-0 en el primer acto insalvable para el Getafe y que aumentó en el segundo con los aciertos de Neymar y Arda Turan, que cerraron un marcador, 6-0, con el que el Barcelona demostró su fortaleza hacía el título tras un paseo por el Camp Nou.

El Atlético de Madrid logró mantenerse a ocho puntos de su máximo rival. Lo consiguió con una victoria más sufrida que la del Barcelona después de ganar al Deportivo 3-0 con los goles de Saúl Ñíguez, del francés Antoine Griezmann y del argentino Ángel Correa.

Enfrente tenía a un rival que comienza a parecerse a el Eibar de la temporada pasada, que completó una primera vuelta espectacular y después acabó descendiendo a Segunda División. Desde que renovó su entrenador Víctor Sánchez, el cuadro gallego suma, con esta derrota, 14 partidos oficiales sin ganar. A falta de la disputa de algunos encuentros está 7 puntos por encima del descenso y las alarmas ya empiezan a sonar por La Coruña.

Y uno de los culpables de que saliera sin puntos del estadio Vicente Calderón fue Saúl Ñíguez. El canterano rojiblanco brilló con luz propia y, aparte de marcar el primer tanto con un cabezazo enorme y de evitar un gol, dio una lección de centrocampismo digna de un gran súper clase. Suyos fueron casi todos los honores en un día feliz para el equipo de Diego Simeone.

En Balaídos, el Celta logró una trabajada victoria con un ataque de brillantez de Iago Aspas, que se sacó de la chistera un golazo para decantar el duelo que al final ganó su equipo 1-0 a la Real Sociedad. En la primera parte, el jugador celeste aprovechó un gran pase de Nolito para batir, con una sutil vaselina, al portero francés Geronimo Rulli.

Ese acción bastó al equipo del argentino Eduardo Berizzo, que superó a un rival que intentó despertar en la segunda parte. La salida al campo del mexicano Carlos Vela, perdonado por Eusebio tras castigarle esta semana por indisciplina, reactivó al conjunto vasco, que, sin embargo, no pudo evitar su cuarto partido consecutivo sin conocer la victoria. En el otro lado, el Celta se afianzó en los puestos europeos con tres puntos de oro. Iago Aspas fue el culpable.

El Rayo Vallecano-Eibar dio por concluido el sábado con un sabor agridulce para ambos equipos, que llegaron a la cita necesitados de puntos para calmar sus diferentes ansiedades. El equipo de Paco Jémez necesitaba tres puntos para escaparse de las plazas de descenso después de cinco partidos sin ganar y el Eibar recuperar la senda de la victoria tras cuatro encuentros sin conocer la victoria.

Al final, el 1-1 no contentó a nadie, y menos al Rayo Vallecano, que, aunque anotó el primer gol por medio de Zé Castro (no marcaba uno desde 2008), no pudo evitar el empate de Gonzalo Escalante, que aprovechó un fallo de marcaje tremendo para igualar la contienda con un cabezazo a placer. Después, nadie fue capaz de romper la igualada y el punto no alegró a ninguno de los dos equipos.

Cargando