¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL SALVADOR VIOLENCIA

Defensor salvadoreño: posible estado de sitio no es licencia para violar DDHH

El ombudsman salvadoreño, David Morales, advirtió hoy de que la posible implementación del estado de sitio que estudian los tres poderes del Estado, por la escalada de violencia que vive ese país, no es una "licencia" para que los cuerpos de Seguridad violen los derechos humanos.

Este lunes, el mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, convocó a los presidentes del Congreso y de la Corte Suprema de Justicia para analizar la implementación de "medidas extraordinarias" contra las pandillas, como el estado de sitio.

Las acciones serían en respuesta al recrudecimiento de la violencia que se ha cobrado la vida de 1.537 personas entre el 1 de enero y el 6 de marzo, un 113,6 % más que en 2015, cuando se registraron 720 muertes violentas en el mismo lapso.

"Este régimen está contemplado en la Constitución, y en modo alguno es una licencia para violentar los derechos humanos, se trata de regímenes excepcionales que tienen límites constitucionales claramente establecidos", sostuvo Morales.

Abogó, en caso de ser aplicada la suspensión de garantías, por que exista "un mayor fortalecimiento de los controles internos de la Policía, la Fuerza Armada y los centros penitenciarios".

"Ya hemos visto que hay abusos a los derechos humanos que no son investigados y que quedan en la impunidad (...) a causa de la debilidad de estos controles internos" y que "son tolerados", señaló el titular de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).

También apuntó que "la estrategia (de seguridad) exclusivamente basada en la fuerza y en la confrontación de los grupos delictivos bajo la concepción de que estamos en una especie de guerra" ha llevado a países como México a "una escalada de la violencia y no ha solucionado el problema".

Por otra parte, instó al Gobierno a implementar las "acciones de alivio" a las víctimas de la violencia planteadas en el plan El Salvador Seguro creado por el multisectorial Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia.

"También es importante que dentro de estas acciones vengan por fin las acciones de alivio, protección y atención a las víctimas que aún no llegan aunque estén planteadas en El Salvador Seguro", señaló el procurador.

El portavoz del Gobierno, Eugenio Chicas, dijo hoy que los presidentes de los tres poderes del Estado salvadoreño definirán próximamente las nuevas medidas de seguridad.

El hecho que propició la convocatoria del presidente Sánchez Cerén fue una masacre perpetrada el pasado 3 de marzo en una zona rural del la localidad de San Juan Opico (noreste), donde fueron asesinados 11 trabajadores, por pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS13), por orden de sus líderes desde dos cárceles.

Las autoridades de Seguridad no han revelado los móviles que propiciaron el hecho o si este obedece a una nueva estrategia de las pandillas de atacar a civiles para presionar al Gobierno a otorgar prebendas a sus líderes encarcelados.

Según Chicas, además del estado de sitio y declaración de emergencia por la violencia, están en estudio "otros temas" como el fortalecimiento de los cuerpos de Seguridad y la "disponibilidad de más tribunales" por la mayor carga que estas medidas podrían generar en el sistema de justicia.

La presidente del Congreso, Lorena Peña, señaló hoy que dijo hoy que la implementación de un estado de sitio "está justificada", y que este puede generar las "condiciones" para el desarrollo de los planes de seguridad.

No obstante, advirtió de que también conlleva la suspensión de garantías constitucionales, como el de libre reunión y movilización.

Cargando