¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PORTUGAL CORRUPCIÓN

Un fiscal portugués, en prisión provisional por corrupción

Un investigador del Ministerio Público portugués pasó hoy a prisión provisional por sospechas de corrupción activa y pasiva después de haber sido detenido el martes en la "Operación Fizz".

En un comunicado, la Fiscalía portuguesa explicó que la medida responde por haber "peligro de fuga", "peligro" de perturbación de las pruebas contra él y por "la alarma social" que hubiese generado si se le hubiese dejado en libertad mientras se instruye el caso.

La nota aclara que hay una persona colectiva y dos individuales investigadas en el caso, entre las que no figura Manuel Vicente, vicepresidente de Angola, como habían señalado algunos medios lusos.

"Los hechos investigados apuntan (...) a la práctica de los crímenes de corrupción pasiva de forma agravada, corrupción activa de forma agravada, blanqueo y estafa informática", detallaron esas fuentes.

Supuestamente, el investigador recibió "contrapartidas con la finalidad de favorecer los intereses de los sospechosos de una investigación que dirigía", varios de ellos, según la información de la prensa, vinculados a figuras del régimen angoleño.

Aunque el Ministerio Público no divulgó su identidad, medios oficiales lusos revelaron que el detenido es Orlando Figueira, quien pidió una excedencia temporal de larga duración en septiembre de 2012 y trabajaba desde entonces en el área de auditoría del Banco Comercial Portugués (BCP).

La prensa portuguesa recuerda que Figueira trabajó en varios procesos que afectaban a importantes dirigentes de Angola y que acabaron siendo archivados por presunta falta de pruebas.

Entre los casos que pasaron por sus manos se encuentran los vinculados con el actual vicepresidente angoleño, Manuel Vicente, el expresidente del Banco Espírito Santo Angola (BESA) Álvaro Sobrinho y el general Bento Kangamba, todos ellos por negocios en suelo portugués.

Su traslado al BCP -entre sus accionistas destaca precisamente la petrolera estatal de Angola, Sonangol- levantó polémica en el seno de la Fiscalía, según recogieron entonces varios medios lusos, a los que Figueira aseguró que no existía incompatibilidad con sus funciones en el Ministerio Público.

Cargando