¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARGENTINA ARMAS

Denuncian fallas en el organismo argentino encargado del control de armas

En plena emergencia nacional de seguridad, el organismo argentino encargado del control de armas en el país sufre un "desorden administrativo importante", con trámites sin responder y la falta de un inventario, describieron hoy a Efe fuentes oficiales.

La nueva titular del Registro Nacional de Armas (Renar), Natalia Gambaro, dijo hoy en diálogo con Efe que la situación actual del organismo es de un "desorden administrativo importante", con "muchos trámites y expedientes atrasados sin responder".

"Nos preocupó mucho no saber qué cantidad de armas tenemos en todo el país, porque no hay un inventario", remarcó la funcionaria.

"Al no conocer la cantidad exacta de armas que están en nuestro resguardo, hay un riesgo de que esas armas ingresen al mercado ilegal", explicó.

Precisamente, en diciembre de 2012, un depósito del Renar sufrió un robo de 200 armas que no fue advertido hasta que, en una detención realizada en la provincia de Buenos Aires, se encontró un revólver que debía estar resguardado en el organismo.

"Es raro que un organismo, que administra armas y explosivos, no tenga un sistema de trámite interno que permita seguir los expedientes",consideró Gambaro.

El Renar es el ente que en Argentina "tiene la responsabilidad de resguardar y destruir todas las armas" relacionadas con un programa de entrega voluntaria que finalizó en diciembre pasado, una iniciativa que Gambaro espera que se prorrogue en el Congreso.

Además, resguarda las armas relacionadas con causas judiciales, brinda las credenciales para ser legítimo usuario y portador de armas de fuego, y habilita la exportación, importación y venta de explosivos en el país.

Según Gambaro, el Renar es un "organismo registral", pero que tiene "la responsabilidad de ser depositario de esas armas para darles el debido resguardo".

En ese sentido, la nueva gestión del organismo se propone hacer primero un inventario para conocer la existencia de armas en el organismo y la condición de cada una, es decir, si proviene del programa de entrega voluntaria o si está en una causa judicial, para saber el universo de los objetos registrados.

Hoy, un legajo en el Renar solo está en formato documental en papel y hay una única copia en el edificio.

"Planteamos la necesidad de modernizar y digitalizar los expedientes para que haya algún resguardo además del documental en el caso de que los expedientes se extravíen o deterioren", agregó Gambaro.

Además, apuntan a ampliar los controles referidos a los portadores de armas, en especial en el caso de las aprobaciones de médicos psiquiatras.

"En el caso de las credenciales de legítimo usuario, planeamos implementar nuevas medidas de seguridad para que no puedan ser fácilmente falsificables", añadió la titular del organismo.

También aseguró que planean trabajar conjuntamente con el Ministerio de Seguridad, en el marco de la emergencia, para asociar la aparición de armas con las bandas del crimen organizado, pues, según afirmó, desde Naciones Unidas han señalado que en el país hay armas de calibres que no están registrados en Argentina y que tienen que ver con esos grupos delictivos.

Cargando