¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BM PERÚ

Perú negocia con el BM dos líneas de crédito para reforzar su posición fiscal

El Gobierno peruano ha iniciado conversaciones con el Banco Mundial para abrir dos nuevas líneas de crédito con el objetivo de "fortalecer" su posición fiscal ante las dudas sobre el panorama económico global, confirmaron hoy a Efe fuentes del organismo internacional.

"Efectivamente, el Gobierno del Perú ha estado gestionando con el Banco Mundial dos operaciones", indicó una portavoz del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

La primera busca, explicó esta fuente, "apoyar la continuación de las reformas con el fin de fomentar la productividad y el capital humano".

Mientras que la segunda irá destinada "a fortalecer la gestión del gasto público en un entorno internacional de menor crecimiento económico", agregó.

Ambas operaciones incluirían, según la fuente, "el instrumento de opción de desembolso diferido por un periodo de tres años, lo que significa que el país podrá acceder a esos fondos durante ese periodo".

Por el momento, se desconocen los detalles sobre el volumen de estos créditos, que el Gobierno peruano no utilizaría de manera directa y serían empleados para aumentar su colchón financiero dada la debilidad económica global y la caída de precios de las materias primas.

La economía peruana, que ha registrado una de las mayores expansiones de la región latinoamericana en la última década con tasas de crecimiento superiores al 6 %, se ha ralentizado en los últimos años debido al frenazo de la economía china y la caída de los precios de las materias primas.

En 2014 y 2015, el PIB de Perú creció un 2,4 % y 2,7 %, respectivamente, y se espera que repunte levemente al 3,3 % en 2016, según las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) dadas a conocer el pasado mes de enero.

Pese al menor crecimiento, Perú es una de las economías que mejor están capeando la fragilidad económica global en Latinoamericana, región para la que el FMI prevé en 2016 un segundo año consecutivo de recesión, con una tasa negativa de crecimiento del 0,3 %.

Cargando