¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

UE R.UNIDO (Ampliación)

Tusk dice que no hay acuerdo aún con Cameron sobre las exigencias de Londres

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó hoy que no ha logrado aún un acuerdo con el primer ministro británico, David Cameron, sobre las exigencias de Londres para mantener al Reino Unido en la Unión Europea (UE).

"No hay acuerdo aún. Es crucial un trabajo intenso en las próximas 24" horas, señaló el político polaco en un mensaje de su cuenta de la red social Twitter tras reunirse con Cameron en el número 10 de Downing Street.

El primer ministro británico por su parte, señaló en la misma red social que tuvo una "buena reunión" con Tusk, quien "ha accedido a mantener durante otras 24 horas conversaciones antes de publicar el borrador de la renegociación" de las relaciones del Reino Unido con la Unión Europea.

El equipo de Tusk se ha quedado en Londres a fin de seguir negociando con el Gobierno de Cameron una propuesta que pueda ser negociada por los jefes de Estado y de Gobierno y llevar a un eventual acuerdo en la próxima cumbre europea de los días 18 y 19 de febrero, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

Si en las próximas 24 horas hay un compromiso, el presidente del Consejo Europeo presentará la propuesta a los demás socios de Londres, agregaron.

Tusk explicó en la misma red social que presentó al primer ministro británico "soluciones" a todos los cuatro pilares que conforman las reclamaciones de Londres para reformar la UE y mantener así al Reino Unido en el club comunitario.

Su idea inicial era, de lograrse progresos hoy, empezar a circular la propuesta entre los países miembros este lunes.

En otro mensaje previo señaló que un acuerdo con el Reino Unido "tiene que ser aceptable para la UE de los Veintiocho, y advirtió de nuevo de que "no habrá compromisos sobre libertades fundamentales" como reclama Londres para frenar la inmigración.

Los cuatro pilares de la propuesta británica incluyen asuntos como el mercado único, la inmigración de los ciudadanos comunitarios, la competitividad y la integración europea.

Entre esas reclamaciones figura la polémica propuesta de que los ciudadanos de otros países de la Unión que lleguen al Reino Unido deban vivir allí y pagar impuestos durante cuatro años antes de optar a beneficios sociales, la que más rechazo suscita entre los demás países miembros de la UE.

En los últimos días se ha apuntado a la posibilidad de que la UE acepte esta reclamación siempre que se reserve a casos de emergencia, mediante un mecanismo de "freno" en situaciones extremas y cuando se considera que el sistema social y de bienestar está bajo una carga imposible de asumir.

Cargando