Escuche ahora

Carrusel Caracol


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

CENTROAMÉRICA MIGRACIÓN

Nace bebé de migrante cubana varada en Costa Rica

La cubana Liz Martín Torres, que forma parte de los cerca de 8.000 migrantes isleños varados en Costa Rica en su ruta a Estados Unidos, dio a luz una niña que se encuentra en buenas condiciones de salud, informó hoy el Diario Extra.

Martín es la primera de un grupo de 22 cubanas embarazadas que da a luz en Costa Rica en los ya casi dos meses que han estado varados en este país a la espera de seguir su tránsito por Centroamérica y México para finalmente llegar a Estados Unidos.

"Estamos muy bien, agradezco el trato que les han dado a mis suegros y cuñada, a mis hijas y a mí. Dios bendiga a este país generoso, donde mi bebé nació luego de nueve meses de embarazo", dijo la mujer a la página web del diario.

La cubana, que llegó a Costa Rica en noviembre pasado con siete meses de embarazo, explicó que un vecino de la localidad de Sarchí, provincia de Alajuela (centro) tenía una casa vacía y la prestó para que ella la utilice, mientras los vecinos le amueblaron el lugar, le donaron comida, ropa y pañales.

La bebé nació el pasado miércoles en el hospital de la localidad de Grecia, provincia de Alajuela, de donde junto a su madre fue dada de alta ayer jueves.

Martín y su otra hija de cinco años estaban ubicadas en un albergue de la comunidad de Sarchí, pero desde ahora vivirán junto a la bebé en la casa prestada por un vecino hasta que reanude su viaje a Estados Unidos.

Un total de 7.802 cubanos vieron interrumpida su migración a Estados Unidos desde el pasado 15 de noviembre, cuando Nicaragua cerró su frontera a estas personas aduciendo riesgos para la seguridad y soberanía del país.

Desde entonces Costa Rica habilitó 38 albergues en diversas zonas del país para brindar asistencia humanitaria a los cubanos mientras se encuentra una manera de que reanuden su viaje.

El próximo martes se llevará a cabo un plan piloto con 180 cubanos que tomarán un vuelo chárter desde la ciudad de Liberia, en el Pacífico norte de Costa Rica, hacia El Salvador, y de allí se movilizarán en autobuses hasta la frontera entre Guatemala y México.

Todo este traslado tiene un costo de 555 dólares y debe pagarlo cada cubano.

Una vez en México los migrantes deberán buscar por sí mismos la manera de llegar a Estados Unidos.

Todos los migrantes cubanos portan pasaporte y salieron legalmente de la isla vía aérea hacia Ecuador, país que no les exigía visa hasta el 1 de diciembre. Luego transitaron por Colombia y Panamá, hasta llegar a Costa Rica.

La mayoría de ellos salió de la isla por temor a que con el restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, el país norteamericano elimine la Ley de Ajuste Cubano, la cual brinda beneficios migratorios a los cubanos que pisen suelo estadounidense de manera irregular.