¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GRECIA PARTIDOS

Meimarakis es más votado para liderar conservadores pero habrá segunda vuelta

El diputado del partido conservador griego Nueva Democracia, Vanguelis Meimarakis, fue hoy el más votado en las elecciones que celebró esta formación para elegir a su presidente, aunque deberá presentarse a una segunda ronda junto al también parlamentario Kyriakos Mitsotakis.

Meimarakis obtuvo la primera posición con más del 40 % de los votos, seguido de Mitsotakis con cerca del 30 %.

Ambos se presentarán a una segunda ronda que tendrá lugar el 10 de enero y de la que saldrá el nuevo líder de los conservadores.

Fuera de la competición han quedado el gobernador regional Apóstolos Tzitzikostas, y el diputado Ádonis Yeoryadis, exponente de la corriente más conservadora.

Las urnas estuvieron abiertas durante trece horas, ya que el cierre se alargó una hora debido a que la gran afluencia de votantes, alrededor de 400.000, superó todas las previsiones.

Además de los militantes, podían votar todos los ciudadanos registrados en el censo electoral mediante una sencilla inscripción y tras el pago de 3 euros en los distintos colegios electorales.

La votación transcurrió sin incidencias significativas, ante la enorme expectación que generaba, ya que era la segunda vez que se convocaba, después de la suspensión, el pasado 22 de noviembre, debido a un fallo en el sistema informático, que provocó una grave crisis interna y la consecuente dimisión de Meimarakis como presidente interino.

La fallida elección ha generado tal división en el seno de la formación que algunos medios locales hablan de que puede desembocar en la creación de un nuevo partido.

Tras la dimisión del ex primer ministro Andonis Samarás debido a la derrota del "sí" en el referéndum de julio sobre el rescate, Meimarakis asumió, de forma interina, la dirección de Nueva Democracia, a propuesta de su antecesor.

La dimisión del izquierdista Alexis Tsipras como primer ministro en agosto precipitó la celebración de nuevos comicios y Meimarakis se postuló ante la falta de tiempo para elegir a un candidato, pero no logró superar a Syriza.

Aún así igualó prácticamente el resultado logrado en enero, un 28,10 % frente al 35,46 % de la formación dirigida por Tsipras.

Tras ello, Nueva Democracia decidió abrir el proceso de elección de un nuevo presidente.

Durante su trayectoria en el partido, Meimarakis, de 61 años, ha experimentado una profunda metamorfosis, que lo ha llevado de ser exponente del ala más conservadora hasta el político moderado que es hoy.

Inmediatamente tras su nombramiento, Meimarakis rompió con la política derechista de su predecesor y dio un giro al partido hacia el centroderecha.

Nacido en Atenas en 1953, el líder conservador estudió Derecho en la Universidad de Atenas y Ciencias Políticas en la Universidad Pandion, también en la capital griega.

Desde 1989 es diputado con esta formación y antes de ocupar la cartera de Defensa (2006-2009), fue viceministro de Deportes en el Gobierno de Konstantinos Mitsotakis (1992-1993).

Tras las elecciones de junio de 2012 fue elegido presidente del Parlamento, cargo que mantuvo hasta las elecciones del pasado enero.

Cargando