¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Por quemados con Pólvora Icbf abre 42 procesos de restablecimiento de derechos

Recordó que las sanciones pueden ir desde amonestaciones con asistencia a cursos pedagógicos, hasta la pérdida de la patria potestad del niño.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar abrió un total de 42 procesos para restablecer los derechos a igual número de niños, niñas y adolescentes lesionados con pólvora entre el primero y el 10 de diciembre de 2015.

La confirmación la hizo la directora de Protección General del Icbf, Ana María Fergusson Talero, quien rechazó de manera vehemente que se sigan registrando casos de menores de edad afectados por la manipulación de pólvora, a pesar de todas las advertencias que se han hecho sobre las nefastas consecuencias de utilizarla.

La funcionaria explicó que a través del proceso administrativo de restablecimiento de derechos iniciado en el Icbf a cada niño, niña o adolescente, se verifica la garantía de sus derechos, se toman las medidas de protección a las que haya lugar y se establece la responsabilidad de los padres de familia o cuidadores para proceder a imponerles la sanción correspondiente o, si es el caso, instaurar denuncia penal.

Dijo, que son alarmantes las cifras de niños quemados con pólvora y lo más preocupante es el nivel de responsabilidad de los padres de familia, quienes siguen exponiendo a sus hijos al riesgo de lesiones, quemaduras, amputaciones e intoxicaciones.

La directora de Protección recordó a la comunidad que las sanciones pueden ir desde amonestaciones con asistencia obligatoria a cursos para la prevención y multas de cinco salarios mínimos vigentes, hasta la pérdida de la patria potestad del niño, según sea la complejidad del caso.

La funcionaria finalmente hizo un llamado a las familias para que acompañen a sus hijos en estas festividades, para que estén pendientes de las actividades que ellos realizan y que por ningún motivo permitan que ellos manipulen pólvora, pues las consecuencias pueden quedar para toda la vida.

Cargando