¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PANAMÁ DISCAPACIDAD (Entrevista)

Talento y esfuerzo llevan a panameño a vencer discapacidad con tecnología

Un lamentable accidente de automóvil, cuando tenía tan solo 18 años de edad y su futuro se perfilaba con optimismo, lo dejó sin movimiento del cuello para abajo, pero su empuje y confianza en su talento lo mantiene activo y trabajando como diseñador gráfico para una entidad estatal.

Panamá, 5 dic (EFE).- Un lamentable accidente de automóvil, cuando tenía tan solo 18 años de edad y su futuro se perfilaba con optimismo, lo dejó sin movimiento del cuello para abajo, pero su empuje y confianza en su talento lo mantiene activo y trabajando como diseñador gráfico para una entidad estatal.

Publio Arjona dijo a Efe que cree firmemente en la tecnología que le ha ayudado a salir adelante con su problema de discapacidad y a romper las barreras de la comunicación, gracias a que diseño una silla de ruedas con aditamentos electrónicos, computador incluido, que además de movilidad le permite trabajar y comunicarse constantemente.

El reclinatorio con un software especial le posibilita una movilidad asistida para hablar por teléfono, utilizar las redes sociales y realizar trabajos de diseño moviendo el ratón con impulsos de aire a través de un delgado tubo pegado a su boca y un sensor que lo activa todo.

Al verlo se evoca al físico teórico Stephen Hawking, pero Arjona, de 48 años, aclara que su discapacidad no es tan severa como la del científico británico a nivel motriz.

Antes del accidente que cambio "definitivamente" su vida, Arjona ya manejaba conceptos de tecnología "bien claros" pero no a los niveles actuales a los que ha llegado luego de superar todo el "proceso de frustración" y "trauma" del percance que lo dejó cuadrapléjico.

Para Arjona, la superación de toda situación límite adversa está en "hacerle frente con una mente bien objetiva sin importar la circunstancia en que se está", lo que, dijo, fue su caso al no olvidar que tenía un talento en tecnología que retomó y ha perfeccionado.

"Es que la necesidad me ha hecho ir entendiendo poco a poco lo que hoy se llama tecnología de apoyo para discapacitados, y en base a esa realidad no solamente he podido adaptar cosas para mí, sino también analizar otros ejemplos de movilidad reducida y otros tipos de discapacidades", indicó.

Estos conocimientos en tecnología de apoyo los ha utilizado para crear prototipos de tecnologías para personas con discapacidad.

Arjona, diseñador gráfico y asesor en tecnología de apoyo para discapacitados en la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis), resalta, no obstante, que cuando la gente lo observa trabajar desde su silla de ruedas piensa que algo así es "imposible" para otros por considerar que es "muy caro".

"Y si te digo que yo empecé con un palito (varita) en la boca, esa fue mi primera tecnología" (...) y ahora estoy chateando aquí, estoy hablando por teléfono y no me muevo del cuello para abajo", destacó.

Pero enseguida advierte que tampoco debe creerse el hecho de que tener lo último en tecnología ayudará a salir adelante, aunque reconoce que sí es una herramienta que, en cuanto a comunicación, "rompe las barreras de la discapacidad".

Una herramienta, afirmó, "en la que yo sí creo y estoy convencido (de su utilidad) por la misma experiencia de mi vida"

Aseguró, no obstante, ser un convencido de que "para tener una herramienta de tecnología la persona debe estar preparada para darle el uso requerido, tener sus metas bien definidas y querer mejorar y superarse".

Explicó que se vio en la necesidad de diseñar este tipo de artefacto, con la ayuda de una compañía que le donó la silla y le proveyó del software, para poder estar en comunicación "todo el tiempo" por su trabajo de diseñador gráfico en la Senadis.

También ha diseñado algunos prototipos parecidos para ayudar a otras personas con problemas de movilidad reducida.

Actualmente, el funcionario se ha trazado el objetivo de impulsar a través de la Senadis el desarrollo de un laboratorio de tecnología de apoyo para personas con discapacidad, que a futuro puede llevar a que el país genere su propia tecnología dentro del concepto de un "mercado inclusivo" alejado del paternalismo y que involucre responsabilidad social empresarial.

Sin embargo, Arjona no olvida que la inclusión es "un proceso que toma tiempo y es difícil", y que si bien la tecnología vence las barreras de comunicación y discapacidad, "hay otras barreras que seguirán existiendo como las arquitectónicas y la discriminación social".

"Eso no lo podemos cambiar con la tecnología, eso se cambia con la voluntad y el amor del ser humano, de unos a otros", remarcó.

Cargando