¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL FIFA CORRUPCIÓN

Presidente de la CBF pide licencia para defenderse de procesos

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Marco Polo Del Nero, solicitó hoy un licencia provisional del cargo para poder defenderse de las acusaciones que enfrenta tanto en la justicia estadounidense como en el Comité de Ética de la FIFA, anunció hoy el organismo.

La decisión de Del Nero sucedió a la revelación de que su nombre fue incluido por la fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, en una lista de 16 altos cargos y exdirectivos de la FIFA investigados en ese país por diferentes irregularidades.

Este jueves, además, el Comité de Ética de la FIFA confirmó que abrió un procedimiento contra el presidente de la CBF por posibles incumplimientos del código ético de la entidad.

El presidente de la CBF aún no ha sido informado del contenido de las acusaciones en ninguno de los dos procesos y está "absolutamente convencido de que comprobará su inocencia así que pueda ejercer los consagrados y constitucionales derechos al contradictorio y la amplia defensa", según un comunicado de la Confederación.

De acuerdo con la nota, durante la licencia de Del Nero, la presidencia de la CBF será ejercida interinamente por el vicepresidente Marcus Antonio Vicente.

El dirigente anunció su licencia tan sólo una semana después de haber renunciado a su cargo en el Comité Ejecutivo de la FIFA y de haber designado en su lugar a Fernando Sarney, otro de los vicepresidentes de la CBF e hijo del expresidente brasileño José Sarney.

El presidente licenciado de la CBF, que también ejerce un cargo directivo en la Confederación Sudamericana de fútbol (Conmebol), ya era investigado en Brasil por el caso de corrupción en la FIFA por el que fue extraditado a Estados Unidos desde Suiza su antecesor en la CBF, José María Marín.

Desde la detención de Marín en mayo, Del Nero no ha vuelto a viajar a las reuniones de la Conmebol ni de la FIFA, como tampoco ha acompañado a la selección brasileña a sus partidos fuera del país.

Su situación se complicó con su inclusión en la lista de dirigentes investigados en Estados Unidos por corrupción, en la que también figuran el expresidente de Honduras Rafael Callejas y el secretario general de la federación nacional de fútbol de Guatemala, Héctor Trujillo, que es juez del Tribunal Constitucional de su país.

"No contentos con secuestrar el deporte más popular del mundo por décadas con ganancias ilícitas, estos acusados trataron de institucionalizar su corrupción para asegurarse de que podían vivir de ella, no por el bien del juego, sino para su propio engrandecimiento personal y el aumento de su riqueza", dijo Lynch al anunciar las acusaciones.

La investigación por sobornos que alcanzarían los 200 millones de dólares incluye 92 cargos por delitos que van desde organización mafiosa y fraude masivo hasta blanqueo de dinero, y los acusados, de los que ocho ya se han declarado culpables, se enfrentan a un máximo de 20 años de prisión.

Cargando