¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

COSTA RICA NICARAGUA

Costa Rica ha dado visas temporales a 3.037 cubanos y hay 2.000 albergados

Las autoridades migratorias de Costa Rica han entregado desde el pasado 14 de noviembre 3.037 visas temporales a cubanos que llegaron por tierra en su emigración hacia Estados Unidos, de los cuales 2.000 se ubican en albergues ante la negativa de Nicaragua de permitir la entrada a su territorio.

La directora costarricense de Migración, Kathya Rodríguez, dijo hoy en una conferencia de prensa que en promedio están ingresando 250 cubanos por día en la frontera con Panamá, en una oleada migratoria que no se detiene.

Rodríguez comentó que las visas extraordinarias de tránsito tienen una vigencia de siete días, por lo que la Dirección de Migración ya está en proceso de renovar las primeras que se otorgaron, a la espera de que haya una solución diplomática al asunto.

Ante el cierre que impuso el Gobierno de Nicaragua a la frontera para el paso de los cubanos, las autoridades de Costa Rica mantienen habilitados 11 albergues en los que unos 2.000 de estos emigrantes reciben asistencia humanitaria.

En estos albergues colaboran instituciones estatales, organismos internacionales, grupos de la sociedad civil, iglesias de distintas religiones, la Cruz Roja y vecinos de la localidad fronteriza de La Cruz.

Las autoridades costarricenses también han entregado libros y han organizado conciertos para que los emigrantes disfruten tiempo de esparcimiento y dejen de lado el estrés que han vivido en su travesía por el continente.

"Con la atención humanitaria se están satisfaciendo las necesidades de estas personas que están sometidas a mucho estrés, que han pasado por situaciones peligrosas que han experimentado en los últimos meses", declaró en la conferencia de prensa el ministro de Desarrollo Humano, Carlos Alvarado.

Los cubanos salieron por aire de su país, legalmente con su pasaporte hacia Ecuador, donde no les exigen visa, y desde allí se movilizaron irregularmente por tierra y mar en Colombia y Panamá hasta llegar a Costa Rica.

Nicaragua cerró la frontera a los cubanos el 15 de noviembre y acusó a Costa Rica de crear una crisis humanitaria y de "lanzar" a los inmigrantes hacia su territorio.

Costa Rica ha insistido en que se trata de una situación humanitaria y ha abogado por la creación de un "corredor humanitario" desde Ecuador hasta México con el fin de garantizar el tránsito seguro de los inmigrantes, en respeto de sus derechos humanos y para evitar que caigan en redes de tráfico de personas.

El próximo martes, los cancilleres de Centroamérica se reunirán en El Salvador para buscar una solución a esta situación, en una cita en la que también estarán presentes México, Ecuador, Colombia y posiblemente Cuba.

Cargando