¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MÉXICO VIOLENCIA

Ataque a militares en México deja cuatro civiles muertos, incluido un bebé

Un ataque a militares perpetrado por un grupo armado causó la muerte de cuatro personas ajenas al suceso, entre ellas un bebé, en la ciudad de Reynosa, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, informaron hoy fuentes oficiales.

"Las acciones realizadas por los agresores en contra del personal militar provocó este lamentable accidente (vehicular), que trajo como consecuencia la pérdida de vida de cuatro personas ajenas a los hechos y lesiones a otras cuatro, así como a personal militar", detalló en un comunicado el Grupo de Coordinación Tamaulipas.

El episodio tuvo lugar la noche del miércoles, cuando un convoy de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encontró, rumbo a la carretera a Monterrey, cinco camionetas tripuladas por civiles armados.

Los delincuentes abrieron fuego desde uno de los vehículos e, instantes después, otros sujetos armados y en un automóvil "salieron al paso del convoy militar y empezaron a disparar contra soldados que se desplazaban en un vehículo", describió el boletín.

El automóvil militar recibió una ráfaga directa de los agresores sobre el parabrisas, "provocando la pérdida de visibilidad del conductor", que chocó con uno de los vehículos, perdió el control y se proyectó contra dos carros y una taquería, causando la muerte de los cuatro civiles.

Las víctimas fueron identificadas como Rosa Madabi Flores, de cuatro meses, su madre Jessica Dayana Nieto, de 20 años, su abuela Idalia Hernández, de 40 años, y René Castro Zurita, de 26 años.

Los atacantes "aprovecharon la confusión para huir", explicaron las fuerzas de seguridad, y del vehículo se recuperaron ocho armas largas, cargadores, cartuchos útiles y otros objetos.

Las autoridades "están apoyando en todo momento a los familiares de los afectados con asesoría jurídica y gastos hospitalarios y funerarios", indicó el escrito.

Tamaulipas es un territorio disputado por el cártel de los Zetas y el del Golfo.

Cargando