¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Condenan al intermediario sirio del secuestro de españoles en Colombia

El Tribunal Supremo español condenó a veinte años de cárcel a Louay Almoalen por secuestro en el año 2013.

El Tribunal Supremo español condenó a veinte años de cárcel a un ciudadano sirio que actuó como intermediario en el secuestro de una pareja de españoles, que estuvieron cautivas en Colombia durante un mes en 2013.

El alto tribunal confirmó así la sentencia de la Audiencia Nacional que consideró probado que el sirio Louay Almoalen hizo de intermediario entre los secuestradores colombianos y la familia de la mujer secuestrada, que pagó 53.000 euros para su liberación.

Por esos hechos la Audiencia y luego el Supremo le imponen una condena a veinte años de cárcel como autor de dos delitos de secuestro.

La sentencia relata cómo las dos víctimas, Ángel Sánchez y Concepción Marlaska, viajaron desde Avilés a Colombia por turismo.

Durante ese viaje decidieron visitar el Cabo de la Vela, en el departamento de La Guajira, fronterizo con Venezuela, donde fueron secuestrados.

Durante el período que duró la captura, desde el 14 de mayo al 15 de junio de 2013, les fueron trasladando a diferentes lugares de ambos países, siempre amenazados y atados, además de someterles a intensos interrogatorios.

En el proceso Louay A. se erigió en intermediario de los secuestradores frente a la familia de la española para cobrar el dinero del rescate, lo que se consideró probado por la justicia.

En un principio, los captores pidieron 400.000 euros por liberarlos, pero finalmente acordaron una suma de 53.000, que se pagaron el 14 de junio con la intermediación del condenado.

Si bien Louay Almoalen, que dedicaba a la compra y venta de camiones, no llevó a cabo el secuestro en Colombia, sí se encargó de intermediar en el rescate en España siguiendo las instrucciones telefónicas de una persona residente en Líbano que hablaba en boca de los secuestradores.

Almoalen decidió, sin embargo, no actuar directamente y contrató a su vez a otro hombre, que resultó absuelto y quien se encargó de comunicarse con la hermana de la secuestrada.

Así, el 14 de junio de 2013 una hermana de Concepción se trasladó desde Avilés a Madrid para reunirse con ese otro hombre en un centro comercial, donde le entregó, acompañada de una agente de Policía encubierta, 53.000 euros.

Al día siguiente, la pareja de españoles fue liberada en Colombia y la Policía detuvo a los dos acusados.

En el registro de la casa de Almoalen se encontró el sobre con 53.000 euros, que nunca llegaron a manos de los secuestradores.

Cargando