¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BOLSA WALL STREET (Comentario)

Wall Street, decaído por culpa de los problemas del teléfono de moda

La bolsa de Wall Street, que lleva días decaída, cerró hoy mixta por la mala influencia del descenso de la demanda del iPhone 6, que llevó a Apple a caer un 3,15 %.

Nueva York, 10 nov (EFE).- La bolsa de Wall Street, que lleva días decaída, cerró hoy mixta por la mala influencia del descenso de la demanda del iPhone 6, que llevó a Apple a caer un 3,15 %.

Tras una jornada de cierre a la baja este lunes como inicio de semana, los inversores siguen pesimistas por la posible subida de tipos de la reserva federal (Fed) y la desaceleración del crecimiento chino.

Con esos mimbres, el Dow Jones sumó 27,73 puntos y terminó en 17.758,21 unidades, y el selectivo S&P 500 progresó un 0,15 % hasta los 2.081,72 enteros, mientras que el índice Nasdaq retrocedió 12,06 puntos hasta las 5.083,24 unidades.

Los tres indicadores del parqué neoyorquino estuvieron teñidos de rojo durante la mayor parte de la sesión, pero en la recta final empezaron a remontar posiciones y al cierre de los mercados el Dow Jones y el S&P 500 terminaron en positivo.

En los mercados pesó la situación de Apple, que cerró el día con una fuerte caída del 3,15 %, tras un informe que asegura que ha reducido en un 10 % los pedidos de componentes, lo que se interpreta por los expertos como un posible descenso en la demanda de sus dispositivos.

Y como la confianza es lo primero que se pierde en bolsa, el mal desempeñó del gigante tecnológico californiano arrastró a otras empresas del sector como Imation (-12,73 %), Western Digital (-4,55 %), NetApp (-2,37 %) o SanDisk (-1,57 %), una tormenta perfecta para el Nasdaq que se vio incapaz de remontar la sesión.

Los inversores también siguieron de cerca el nuevo dato que viene a confirmar la ralentización en China, donde el índice de precios al consumo (IPC) se situó en octubre en el 1,3 %, después del 1,6 % en septiembre y el 2 % en agosto.

Al cierre de la sesión bursátil, el petróleo de Texas subía a 44,11 dólares, el oro cedía a 1.088,4 dólares, la rentabilidad de la deuda pública a diez años retrocedía al 2,357 % y el dólar ganaba terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,0729 dólares.

Muy lejos parece quedar ya octubre y sus subidas. Desde que empezó el mes, y a excepción de las dos primeras jornadas, protagonizadas por la resaca de la última reunión de la Fed, la bolsa se ha comportado a la baja o sin rumbo, como este martes.

La intranquilidad no se aleja del estado de ánimo de los inversores, que se tomaron los últimos datos de empleo -mejor de lo esperado- como una premonición insalvable de una futura subida de los tipos de interés, el peor horizonte imaginable para el dinero fácil.

Cargando