¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BÉISBOL SERIE MUNDIAL: (Protagonista)

Cueto mostró su "magia" y se consagró en el "Clásico de Otoño"

Una vez más el sentirse arropado por los fanáticos de los Reales de Kansas City hizo que el abridor dominicano Johnny Cueto alcanzase su máxima inspiración desde el montículo y regalase una joya de pelota que permitió a su equipo vencer 7-1 a los Mets de Nueva York en el segundo partido de la Serie Mundial.

Cueto cubrió la ruta completa con sólo dos imparables y una carrera permitida, además de retirar de forma consecutiva a 16 de los últimos 17 lanzadores rivales que enfrentó.

El lanzador dominicano no podía ocultar su felicidad por lo conseguido ante unos seguidores que le dan el apoyo completo, pero reconoció que lo conseguido ante los Mets no fue lo mejor que ha hecho en lo que va de la fase final.

"Para mí, el juego bueno fue el número cinco contra los Astros de Houston, porque es la razón por la que estamos aquí todavía", declaró Cueto con una lógica aplastante en su argumento.

Se refería a su joya en el partido de la serie de división ante los Astros, en la que cubrió pelota de dos imparables en ocho entradas, retirando a los últimos 19 bateadores que enfrentó.

Tampoco lo conseguido es algo que extrañe a Cueto, que reconoció que era lo que el equipo esperaba cuando llegó traspasado de los Rojos de Cincinnati.

Además le permite también reivindicar la imagen de inconsistente que ha tenido durante el tiempo que lleva con los Reales como lo demostró la marca perdedora de 4-7 y efectividad de 4.76 en las 13 salidas que tuvo desde que llegó el pasado 26 de julio.

Sus altibajos persistieron en octubre y después de brillar en el quinto partido ante los Astros, su primera salida, el pasado 19 de octubre ante los Azulejos de Toronto, en la Serie de Campeonato de la Americana hizo que volviesen de nuevo todas las interrogantes sobre su aportación al equipo.

Los Azulejos lo castigaron con ocho carreras. Se convirtió en el primer pitcher en la historia de los playoffs en permitir que se le embasaran 11 corredores y sin pasar de las dos entradas.

Cueto fue blanco de la mordaz burla de los fanáticos de Toronto en el Rogers Centre, al ponerse a corear su nombre, pidiendo que siguiera lanzando.

Le sucedió lo mismo la pasada noche, pero esta vez fueron los fanáticos de los Reales, que llenaron las gradas del Kauffman Stadium, de Kansas City, los que le pidieron que siguiese dando toda una exhibición de pitcheo.

"Habían visto al verdadero Johnny Cueto", destacó el abridor dominicano que completó 122 lanzamientos. "La gente de Kansas ve cómo soy, siempre. Me gusta que cantan mi nombre, eso me sube la energía".

Algo que sabe muy bien el piloto de los Reales, Ned Yost, quien acertó de nuevo al mantenerlo en el montículo y sobre todo el asignarle una apertura en casa en la Serie Mundial.

"No tengo nada mental", valoró Cueto. "Esto es para que vean que todavía existo, para no estén hablando cosas de mí (...) siempre lo he demostrado en el juego".

A partir de ahora se hablará que Cueto fue el primer lanzador de la Americana cubrir la ruta completa en el Clásico de Otoño desde que Jack Morris lo logró, en 1991, con los Mellizos de Minnesota al vencer a Atlanta en el séptimo juego de la Serie Mundial.

"Fue increíble la manera cómo terminó", destacó el receptor de los Reales Salvador Pérez, encargado de recibir en el plato los lanzamientos de Cueto. "Se siente a gusto en casa. Se alegra cuando escucha su nombre, siente que lo quieren".

Cueto dio un recital con lanzamientos en la parte baja de la zona de strike, muchos cambios de velocidad y atacó las esquinas, dejando confundidos a los bateadores de los Mets.

Los únicos dos indiscutibles que permitió fueron conectados por el primera base Lucas Duda, ambos sencillos.

"Hay que sacarse el sombrero. Es uno de los mejores lanzadores del béisbol", admitió el primer bate de los Mets, el jardinero Curtis Granderson.

Lo mismo manifestó el manejador de los Mets, Terry Collins, que reconoció que la ofensiva de su equipo no estuvo presente ante el dominio que impuso Cueto desde el montículo.

Fue la clase de desempeño que los Reales esperaban de Cueto, luego de desprenderse de un trío de lanzadores zurdos prospectos a Cincinnati en un canje.

"Para esto fue que me trajeron. Yo estoy aquí para ganar una Serie Mundial".

Cueto, de 29 años, será agente libre tras la Serie Mundial, y es muy posible Kansas City no tenga los recursos suficientes para retenerlo, pero si consiguen con él ganar una Serie Mundial el objetivo estará cumplido.

Tampoco le preocupa a Cueto lo que pueda ser su futuro, al menos en estos momentos, en los que su mente está puesta solo en ayudar al máximo a los compañeros a lograr los dos triunfos que les separan de una Serie Mundial.

""No estoy pensando en eso, no tiene sentido y hay que dejar que se acabe la Serie Mundial", señaló Cueto. "Mi mente está con los Reales y en especial con mi compatriota Edinson Vólquez que nos dio una lección a todos después que salió al montículo a pesar de conocer que su padre había fallecido".

Cueto dijo que para su compañero y amigo, la familia de Vólquez y la memoria del fallecido, iba dedicado el triunfo y todo lo que hizo desde el montículo, que ya forma parte de la historia.

Cargando