Escuche ahora

La Luciérnaga

Gustavo Gómez


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Completado el muro costero para contener los vertidos de Fukushima

La operadora de la accidentada central de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO), anunció hoy que ha completado la instalación de un muro subterráneo ubicado en la costa frente a la planta y destinado a contener los vertidos al mar de agua radiactiva.

Tokio, 26 oct (EFE).- La operadora de la accidentada central de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO), anunció hoy que ha completado la instalación de un muro subterráneo ubicado en la costa frente a la planta y destinado a contener los vertidos al mar de agua radiactiva.

La barrera, que se comenzó a instalar en 2012, es una de las varias medidas que TEPCO ha tomado para evitar que el agua de los acuíferos subterráneos que se filtra dentro de los edificios de los reactores y se mezcla con el líquido altamente radiactivo empleado para refrigerar las unidades vaya a parar al Océano Pacífico.

El muro tiene 780 metros de largo y penetra a una profundidad de 30 metros bajo tierra, y ha sido instalado a lo largo de toda la franja costera frente de las instalaciones nucleares de Fukushima Daiichi.

TEPCO prevé que su instalación permita reducir la cantidad de agua contaminada que va a parar al mar desde las 400 toneladas diarias hasta unas 10 toneladas, según informó la eléctrica a través de su cuenta de Twitter.

La barrera está formada por planchas de acero que han sido enterradas y selladas con cemento para evitar las filtraciones.

Su instalación se suma otros métodos destinados a reducir la gran acumulación de líquido tóxico que se produce cada día en las instalaciones nucleares, como un sistema de bombeo de agua subterránea contaminada para procesarla y verterla al mar de forma controlada, que se puso en marcha el mes pasado.

TEPCO también inició en el verano de 2014 la construcción de un muro de subsuelo congelado alrededor de los reactores para evitar el paso de los acuíferos, un método de carácter experimental y cuyas obras avanzan con retraso.

La eléctrica señaló que continuará analizando los niveles de agua subterránea en las instalaciones nucleares, su concentración de materiales radiactivos y la presencia de éstos en las aguas marinas frente a la central, con vistas a comprobar la eficacia las medidas de contención. EFE