Escuche ahora

La Luciérnaga

Gustavo Gómez


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El Parlamento griego aprueba la ley para subastar las licencias de televisión

El Parlamento griego aprobó hoy la ley para subastar las licencias de televisión, con la que pretende que las cadenas privadas paguen el coste de explotación de las frecuencias, veintiséis años después de su creación.

Atenas, 24 oct (EFE).- El Parlamento griego aprobó hoy la ley para subastar las licencias de televisión, con la que pretende que las cadenas privadas paguen el coste de explotación de las frecuencias, veintiséis años después de su creación.

La norma salió adelante únicamente con el apoyo de la coalición gobernante, la izquierdista Syriza y los nacionalistas Griegos Independientes, ya que toda la oposición votó en contra -a excepción del Partido Comunista, que se ausentó- en un debate que duró doce horas.

El Gobierno de Alexis Tsipras ha defendido la necesidad de promulgar esta ley para acabar con "un periodo de oscuridad que ha generado ilegalidad y corrupción" y con el objetivo de cambiar "la costumbre de otorgar derechos de frecuencias públicas sin una subasta legal y transparente"

El principal partido de la oposición, el conservador Nueva Democracia, justificó su voto en contra en que, a su juicio, la ley permite al Ejecutivo determinar el número de licencias que serán atribuidas y el precio inicial de la subasta.

El ministro de Estado Nikos Pappás defendió que este proceso lo organizará el Consejo Nacional de Radiotelevisión (ESR, en sus siglas en griego) y el Gobierno no intervendrá.

La ley establece que ESR planificará una subasta internacional para licitar las frecuencias de televisión a nivel nacional y local por un periodo de diez años.

En este proceso, las televisiones privadas ya existentes no tendrán un trato preferencial, sino que deberán cumplir una serie de requisitos, como disponer de un capital propio de 8 millones de euros, no tener deudas con Hacienda y la Seguridad Social, asegurar un número mínimo de puestos de trabajo y respetar la legislación laboral. EFE