Escuche ahora

La Luciérnaga

Gustavo Gómez


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Falta de energía y sequía de ríos pone en alerta estados amazónicos de Brasil

La inclemente sequía de la Amazonía brasileña, con importantes ríos en niveles bajos y falta de energía en esa calurosa región, pone en alerta a los estados del norte del país, que comienzan a verse perjudicados en su abastecimiento de productos, informaron hoy las autoridades.

Manaus (Brasil), 24 oct (EFE).- La inclemente sequía de la Amazonía brasileña, con importantes ríos en niveles bajos y falta de energía en esa calurosa región, pone en alerta a los estados del norte del país, que comienzan a verse perjudicados en su abastecimiento de productos, informaron hoy las autoridades.

La Capitanía Fluvial de la Amazonía Occidental señaló que la navegación por ríos de la región, como el Solimões y el Negro, está dificultada por los bajos niveles de las aguas y empresas como la petrolera estatal Petrobras afrontan problemas para evacuar la producción de crudo y gas natural.

Petrobras tuvo que parar algunas embarcaciones en el río Negro y esperar a que el Solimões recupere las condiciones de navegabilidad y sean autorizados por la Marina para desplazarse hasta los campos petrolíferos.

El escenario contrasta con el de hace algunos meses, cuando la región se vio perjudicada por las fuertes lluvias y las consecuentes inundaciones hicieron que varias ciudades estuvieran durante varios días en estado de emergencia.

Los lagos de Aleixo y Puraquequara, próximos al río Solimões en la región metropolitana de Manaus, capital del estado de Amazonas y mayor ciudad de la región, están casi secos, provocando daños ambientales y perjudicando a los pescadores de la región.

Algunos hidroaviones que usan esos lagos para despegar y aterrizar están varados.

Habitantes de esa zona de Manaus comentaron a Efe que la energía eléctrica es suspendida sin aviso, perjudicando la producción local que depende de la electricidad para sus generadores y garantizar el aire acondicionado y refrigeración en la producción.

El abastecimiento de productos que llegan por vía fluvial a Manaus comenzó a sentir las consecuencias del bajo nivel de los afluentes del río Amazonas y la salida de mercancías de la Zona Franca ha tenido que hacerse por vía aérea, lo que aumentará el costo a los consumidores.

En el vecino estado de Acre, las fuertes temperaturas y la falta de energía provocaron esta semana la muerte de por lo menos 12.000 pollos que no soportaron el intenso calor de 45 grados centígrados. EFE

rv-wgm/nrp