¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARGENTINA ELECCIONES

Sindicato argentino lanza aplicación para fiscalizar las próximas elecciones

Un sindicato de trabajadores de Argentina lanzó una aplicación para teléfonos móviles para fiscalizar las elecciones presidenciales del próximo día 25.

La aplicación, creada por el Sindicato Único de Trabajadores Informáticos de la República Argentina, está dirigida a los fiscales de mesa, representantes de los diferentes partidos políticos que en cada punto de votación controlarán el normal desarrollo de los comicios.

"Actualmente, los fiscales se pasan el recuento de votos por teléfono o por mensajería instantánea. Esta herramienta permite trabajar eficientemente y en simultáneo, y no quedarse en el relato de la sospecha de fraude sin probarlo", explicó hoy a Efe Julián Rousselot, secretario general del sindicato.

La aplicación "Fiscalizando Argentina", disponible para los sistemas Android y iOS, permite que los representantes de los partidos se identifiquen y puedan enviar denuncias de irregularidades y el recuento de votos directamente desde sus celulares.

Los datos son enviados a un centro de cómputos organizado por el sindicato.

En la página web de la aplicación se podrán ver los resultados minuto a minuto, con un gráfico para cada partido que fiscaliza, con el fin de corroborar datos con la información del escrutinio oficial y revisar diferencias.

Una experiencia similar había sido probada en las elecciones de la norteña provincia argentina de Salta, celebradas el pasado 17 de mayo, y permitió que los resultados estuvieran listos casi una hora antes de los que ofrecía el centro de cómputos oficial.

Para estos comicios, la aplicación estará disponible para la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Rousselot explicó que se espera que lo utilicen "más de 78.000 fiscales", ya que la aprobaron, hasta el momento, dos partidos: el gobernante Frente para la Victoria y el opositor Unidos por una Nueva Alternativa.

Durante el año electoral argentino, los reclamos de transparencia por parte de los partidos opositores no cesaron.

En la provincia de Santa Fe, en junio pasado, se puso en duda el ajustado triunfo del socialismo por el recuento de votos, mientras que en las elecciones primarias nacionales del 9 de agosto hubo denuncias de robos de papeletas y votos no contabilizados.

El caso más grave fue el de la provincia de Tucumán, en el mes de agosto, donde hubo denuncias de fraude y de compra de votos a cambio de bolsas de comidas, y se quemaron 42 urnas.

Cargando