¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL ATLÉTICO DE MADRID-REAL MADRID

Así jugó el Real Madrid

Así jugó el Real Madrid, en el partido de la séptima jornada de la Liga BBVA ante el Atlético de Madrid.

- Keylor Navas (8): hace crecer su fama de salvador en uno de esos partidos grandes que confirman una tendencia. Comenzó con un exceso de confianza a los 5 minutos, con un recorte innecesario y al perder de vista al balón, en una acción que casi le cuesta un disgusto ante la presión de Griezmann, al que le paró un penalti. Poco pudo hacer en el tanto del Atlético y acabó dejando una parada que salvó un punto a disparo de Jackson.

- Carvajal (7): una lesión cortó su gran partido. Lo inició con brillantez para romper la igualdad reinante en el derbi con un autopase y posterior centro medido a la cabeza de Benzema para el gol a los 9 minutos. Se mantenía firme en defensa y asomaba en ataque lo que no hacía el Real Madrid por el costado izquierdo. En el minuto 39 sufrió una lesión que le impidió seguir en el campo.

- Varane (7): en esta ocasión fue el jefe de la zaga blanca, rapidísimo y fuerte al cruce, como demostró ante Griezmann a los 28 minutos en un choque de trenes que encendió al Calderón. Fue amonestado a la hora de partido pero no le hizo rebajar su intensidad, firme en el juego aéreo y duro en los marcajes.

- Sergio Ramos (4): notó la alta intensidad de un derbi, recién recuperado de su lesión en el hombro y corto de ritmo de competición. Cometió un grave error doble a los 20 minutos, al tener pase fácil al portero y arriesgar, provocar perdida y acabar cometiendo un claro penalti por el que fue amonestado. Indudable su entrega máxima pero alejado de su mejor versión.

- Marcelo (4): no tuvo el protagonismo ofensivo de otros encuentros, sin asomar nunca en ataque ni ser un factor desequilibrante. Se limitó a defender y perdió las cualidades que le sitúan entre los mejores laterales izquierdos del mundo. El planteamiento de Rafa Benítez invitaba a tener protagonismo a los laterales, pero no dio el paso al frente esperado.

- Casemiro (9): el mejor del Real Madrid. Le dio el deseado y perseguido equilibrio a Benítez, compensando su presencia en el eje la falta de ayudas defensivas de los jugadores de arriba en momentos en los que aparecieron espacios entre las líneas madridistas. Un guerrero en cada balón dividido, peleó cada posesión y cuando el balón pasó por sus pies dejó un recital de pases, con milimétricos cambios de juego y una participación continua.

- Kroos (4): jugó con las espaldas cubiertas por Casemiro, con mayor libertad para descolgarse en ataque, como hace en la selección alemana, pero lo desaprovechó. Centrado en labores defensivas acabó desaparecido entre tanta táctica, alejado de su imagen imponente de la pasada campaña y sin acoplarse al trivote que plantó Benítez. El Real Madrid necesita más de él. Hoy vio como Casemiro viene apretando fuerte y su puesto comienza a correr peligro.

- Modric (6): del croata dependía el fútbol y el ritmo del Real Madrid, pero estuvo solo, con pocas ayudas ofensivas. Fue el que más kilómetros corrió, intentándolo siempre en cualquier rincón del campo, y puso la pausa cuando hizo falta para invitar a sus compañeros a tener el balón. Fue cortado con entradas que provocaban amarillas cuando desequilibró.

- Isco (3): decepcionó en uno de sus últimos días instalado en la titularidad fija hasta el regreso de James Rodríguez. No apareció en el derbi, muy justo físicamente para cubrir una banda en defensa y generar en el aspecto ofensivo. Desaparecido en muchos momentos del partido era un cambio claro de Benítez.

- Cristiano Ronaldo (5): lo intentó sin acierto, como le suele ocurrir en esta Liga. No paró de buscar espacios y los encontró en el costado izquierdo, a la espalda de Juanfran pero no estuvo fino en el remate. Su primer intento de disparo, desviado, no llegó hasta los 32 minutos. Chutó una falta fuera a los 38 y su lucha no encontró ningún premio hasta quince del final, cuando chutó al lateral de la red o en un intento final en su único disparo a puerta a manos de Oblak. Su presencia no desequilibró en esta ocasión ni hubo fútbol para ponerle acciones de remate en un día en el que jugó en punta.

- Benzema (6): dejó un bonito testarazo para abrir el partido convertirse en máximo goleador de la Liga BBVA con seis dianas. Sus movimientos siempre inteligentes para descolocar la defensa rojiblanca en esta ocasión no fueron vistos por los centrocampistas. Buscó presencia en el partido pero acabó, como no, siendo sustituido por Benítez, en esta ocasión a los 76 minutos y rumiando un nuevo enfado.

--

- Arbeloa (3): examinó su inactividad, la falta de ritmo de partidos, jugando de golpe dos en una semana tras disputar el encuentro de Liga de Campeones y entrar en el Calderón por la lesión de Carvajal a pocos minutos del descanso. Simeone le buscó las cosquillas poniéndole en suerte a Griezmann y sin confianza con el balón acabó cometiendo una perdida que costó muy cara al Real Madrid. La jugada acabó en centro de Jackson, al que llegó tarde para cortarlo, y el gol del empate.

- Bale (6): reapareció a los 65 minutos, en lugar de Isco, y se le vio cómodo con la presencia de espacios que aprovechó lanzando contragolpes. Rápido y fresco demostró que su última lesión de gemelo está superada. Buscó a Cristiano Ronaldo y no chutó en ninguna de sus acciones.

Kovacic (6): aumentó el corazón en el centro del campo madridista en los minutos que estuvo en el campo en un momento en el que el Atlético de Madrid se había adueñado del derbi. Puso lucha e intentó dar salida con rapidez a cada balón que tocó.

Cargando